Exteriores considera "positivo" el traslado del caso porque podría conllevar una revisión de las imputaciones

Actualizado 02/11/2007 15:16:34 CET

MADRID, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los siete españoles detenidos en Chad por el caso del presunto intento de secuestro de 103 menores serán trasladados "este mediodía" a Yamena, después de que el Tribunal Supremo del país ordenara esta mañana que el caso sea trasferido a un tribunal de la capital, según informaron a Europa Press fuentes del Ministerio de Exteriores.

El Ministerio que dirige Miguel Angel Moratinos considera "positivo" este traslado ya que el nuevo juez puede decidir "una nueva calificación de los hechos y las imputaciones" lo que "podría beneficiar a algunos de los imputados", entre ellos los españoles, indicó uno de los diplomáticos españoles desplazado en Yamena.

Según este responsable, el fiscal ha informado ya a los detenidos del traslado del caso, quienes hoy mismo serán trasladados a la capital, aunque por el momento se desconoce cómo se producirá dicho traslado y dónde permanecerán retenidos a su llegada a Yamena. Ante la alarma social provocada por el caso, las autoridades chadianas están actuando con "diligencia", también porque son "conscientes de la atención internacional suscitada".

El traslado del caso a Yamena también es "positivo" porque se podrá ofrecer "mejor asistencia consular y podrá haber mejor comunicación con los detenidos". No obstante, la citada fuente previno de que aunque existe una posibilidad de que se revisen los cargos y las penas solicitadas, lo que podría resultar en la liberación de los detenidos, "estamos ante un proceso criminal que prevé una serie de garantías que requiren tiempo".

Por otra parte, la embajadora española en Camerún, María Jesús Alonso, mantuvo esta mañana un encuentro "positivo" con el ministro de Exteriores chadiano, Ahmad Allami, a quien reiteró la posición española de "total condena de los hechos" que por su "tremenda gravedad tienen que ser juzgados en Chad". Sin embargo, la diplomática incidió en que "no todos están implicados de igual manera y debería aplicarse la presunción de inocencia a todos".