Chávez anuncia que seguirá comprando armas para repeler un eventual ataque de EEUU contra Venezuela

Actualizado 06/02/2006 20:28:20 CET

CUMANA (VENEZUELA), 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente Hugo Chávez, aseguró que su Gobierno hará "todo lo que pueda hacer" para evitar la guerra con Estados Unidos aunque confirmó que seguirá rearmando al pueblo venezolano para repeler una eventual invasión estadounidense en la que, de llegar a producirse, Venezuela contaría con el apoyo de otros países de Latinoamérica.

"Venir a invadirnos, eso sí va a ser difícil porque no van a luchar contra el pueblo venezolano sino contra otros pueblos en esta parte del mundo, que se levantarían, estoy completamente seguro", expresó Chávez en alusión a países del continente ayer domingo, durante el 'Aló, Presidente' número 246, transmitido desde el Centro de Alta Tecnología Hospital Julio Rodríguez en Cumaná, estado Sucre.

El mandatario insistió en que al "imperio" de Estados Unidos "no (le) va a ser fácil enfrentarse a medio mundo" en el caso de que intente agredir a Venezuela y ratificó su intención de comprar más armas para equipar a un millón de hombres y mujeres de las reservas civiles y militares e informó de que pronto comenzarán a llegar al país los 100.000 fusiles rusos que el país adquirió recientemente.

No obstante, consideró que esa cifra de armas es insuficiente para dotar a la Fuerza Armada Nacional (FAN), a la reserva y a la guardia territorial que, a su juicio, ya es todo el pueblo. En este sentido, destacó su necesidad de seguir "fortaleciendo el poder militar y el poder popular" con armas, adiestramiento y equipos.

"Nosotros no queremos guerra, haremos todo lo que, en el marco de nuestros principios, podamos hacer para evitar la guerra y tengo fe en que vamos a evitar la guerra armada porque se levanta una conciencia en la opinión mundial, porque ya no es tan fácil invadir un país, vean lo que está pasando en Irak", apuntó.

El gobernante, que busca su reelección en los comicios de diciembre de este año, afirmó que los "ataques" de portavoces de Washington en su contra son parte de una "estrategia mediática" estadounidense para "deslegitimar" su confirmación electoral en el poder.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies