Chávez asegura que Venezuela no necesita de las inversiones españolas y que "si se dañan, se dañan"

Actualizado 14/11/2007 1:01:05 CET

CARACAS, 14 Nov. (EP/AP) -

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, mostró ayer la esperanza de que el incidente con el Rey don Juan Carlos durante la clausura de la XVII Cumbre Iberoamericana de jefes de Estado y de Gobierno de Santiago de Chile, no genere una crisis diplomática, pero añadió que Venezuela no necesita de las inversiones españolas.

"El me irrespetó y se quedó desnudo ante el mundo en su prepotencia y también en su impotencia", dijo Chávez en rueda de prensa. "No queremos que esto se convierta en una crisis política", añadió.

El presidente venezolano reconoció que España tiene en el país numerosas inversiones de empresas privadas y que el gobierno de Caracas no desea "dañar eso". Sin embargo aseguró que "si se daña se daña".

"No es imprescindible para nosotros la inversión española en Venezuela... No la necesitamos", aseguró Chávez quien mencionó a los bancos españoles Santander y Banco Bilbao Vizcaya Argentaria.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies