Aumentan a más de 1.000 los detenidos tras las protestas de los estudiantes chilenos en Santiago de Chile

 

Aumentan a más de 1.000 los detenidos tras las protestas de los estudiantes chilenos en Santiago de Chile

Actualizado 11/05/2006 4:56:30 CET

SANTIAGO DE CHILE, 11 May. (EP/AP) -

Decenas de jóvenes encapuchados protagonizaron el miércoles violentos enfrentamientos contra la policía y destruyeron decenas de parabrisas de vehículos durante una masiva protesta estudiantil en la que hubo más de 1.000 detenidos en la capital y en ciudades del interior, informó el Gobierno.

La Policía utilizó gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes tras ser incapaces de controlarlos con chorros de agua que de paso, enrareció más aún el aire viciado de Santiago, que vive una de sus peores jornadas de contaminación ambiental.

Según la Policía, las marchas no estaban autorizadas porque los estudiantes no presentaron una propuesta formal para realizarla. "Nunca tuvimos por escrito una solicitud de autorización y las alternativas que verbalmente nosotros les sugerimos fueron rechazadas por los dirigentes", indicaron fuentes policiales.

Entre las personas detenidas, había mayores de edad y durante las manifestaciones se pudo ver a estudiantes portando mochilas con piedras, según informa el diario chileno 'El Mercurio'.

Los peores incidentes se registraron en los alrededores de la Plaza Diego de Almagro, en el centro de Santiago, donde cerca de 2.000 jóvenes se enfrentaron con la policía y varios de ellos atacaron a pedradas a los agentes, causando serios destrozos en la vía pública. Los incidentes afectaron incluso a autobuses del servicio de transporte público Transantiago, que fueron apedreados y cuyos conductores sufrieron heridas.

Posteriormente los manifestantes intentaron avanzar hacia el Ministerio de Educación, pero fueron dispersados por los efectivos policiales. Los estudiantes demandan a la Administración la gratuidad de la prueba de selectividad, de las tarifas escolares y la entrega de un pase que les sirva como documento de identificación.

Por su parte, el ministro del área, Martín Zilic, afirmó que rechaza toda forma de violencia, mientras que el secretario de Estado, Reyes Tamez, señaló que las puertas del ministerio siempre están abiertas e informó que hoy espera reunirse con los dirigentes estudiantiles para "llegar a buen puerto" en las conversaciones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies