Chile cierra su frontera con Perú por la presencia de minas antipersona

Actualizado 21/02/2012 3:16:25 CET

SANTIAGO, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Chile ha decidido cerrar la frontera del país con Perú por la presencia de minas antipersona en la región de Arica y Parinacota, que datan de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), según ha informado este lunes el ministro de Defensa, Andrés Allamand.

En una rueda de prensa, Allamand ha explicado que las precipitaciones propias del invierno altiplánico han provocado un desplazamiento de las minas antipersona presentes en la región, por lo que podrían chocar unas con otras provocando su detonación.

Por ello, Chile ha decidido cerrar su frontera con Perú, algo que, según Allamand, ya ha sido comunicado a las autoridades del país vecino por los canales militar y diplomático, informa el diario 'La Tercera'.

En concreto, se ha cortado el tráfico en la Ruta 5, que comunica ambos países, y en la línea ferroviaria que conecta la ciudad chilena de Arica con la ciudad peruana de Tacna.

De forma preventiva las autoridades chilenas han evacuado el área comprendida entre la intersección de la Quebrada Escritos con el mar y el río Lluta. Incluso las fuerzas de seguridad han sobrevolado la zona para alertar a los residentes en las zonas más aisladas.

Por su parte, la intendenta de Arica y Parinacota, Ximena Valcarce, ha indicado que efectivos del Ejército y de Carabineros se encuentran ya en la zona. "De momento, han detonado cuatro bombas, pero el agua está trasladando otras, por lo que hay que esperar", ha dicho.

Valcarce ha adelantado que alrededor de las 7.00 horas del martes (13.00 horas en España) habrá una reunión para estudiar la situación, en la que se decidirá si se abre la frontera o se mantiene el cierre de la misma. "Queremos tener la seguridad de que no hay peligro", ha subrayado.

Actualmente, en Chile hay unas 189.000 minas antipersona que fueron colocadas durante la dictadura, sobre todo, en las regiones de Arica y Parinacota, Tarapacá, Antofagasta, Valparaíso y Magallanes. El país tiene de plazo hasta 2020 para completar su destrucción, según lo establecido por la Convención de Ottawa.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies