Abe expresa a Xi su deseo de mejorar las relaciones pero mantiene la posición japonesa sobre las Senkaku/Diaoyu

Actualizado 15/03/2013 5:46:28 CET

TOKIO, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, ha felicitado a Xi Jinping por su elección como presidente de China y le ha reiterado su interés en mejorar las relaciones bilaterales, al tiempo que ha advertido de que la posición japonesa sobre las islas Senkaku/Diaoyu no ha variado.

En una rueda de prensa, el jefe de Gabinete, Yoshihide Suga, ha revelado que Abe ha enviado un telegrama a Xi para felicitarle por su nombramiento como presidente chino, que fue ratificado ayer por el Parlamento del gigante asiático.

Suga ha explicado que Japón desea trabajar con China para construir una relación estratégica sobre temas de interés bilateral que sea beneficiosa para ambos países, para la región y para la comunidad internacional.

A este respecto, el portavoz gubernamental ha recordado que las relaciones entre Tokio y Pekín son claves para garantizar la paz y la estabilidad en Asia-Pacífico, ya que son dos potencias regionales y mundiales.

Interrogado sobre la disputa territorial, ha reiterado que las islas Senkaku/Diaoyu son parte inherente de Japón, tanto histórica como jurídicamente y ha adelantado que esta idea no cambiará con el nuevo liderazgo chino.

No obstante, Suga ha subrayado la voluntad del Gobierno japonés de solucionar cualquier conflicto con las autoridades chinas a través del diálogo, según ha informado la televisión pública NHK.

EL CONFLICTO

La tensión bilateral se disparó el pasado 11 de septiembre, cuando el Gobierno de Japón anunció la compra de tres de las cinco islas que forman el archipiélago a su propietario privado por 2.000 millones de yenes (20 millones de euros), que saldrán de los fondos reservados.

El plan de compra se puso sobre la mesa el pasado mes de junio, cuando el entonces jefe de Gabinete, Osamu Fujimura, anunció la intención del Gobierno de sustituir el contrato de arrendamiento por uno que garantizara el control de las autoridades japonesas sobre el archipiélago.

Sin embargo, la disputa territorial se remonta a 1895, cuando Japón se anexionó formalmente las islas para construir una planta procesadora de atún que dio empleo a 200 personas, aunque en 1940 el negocio se desplomó y las islas quedaron desiertas.

Entre 1945 y 1972, el archipiélago permaneció bajo dominación estadounidense, como parte de los acuerdos alcanzados entre Washington y Tokio tras la Segunda Guerra Mundial. Desde la salida estadounidense de las islas, China y Taiwán reclaman su soberanía.

China alega que descubrió el archipiélago en el siglo XIV y, a pesar de las tensas relaciones que mantiene con Taiwán, reconoce que algunas islas pertenecen al territorio como parte de la ciudad de Toucheng, ubicada en el condado de Yilan.

En cambio, Japón asegura que el archipiélago pertenece al completo a la ciudad de Ishigaki, ubicada en la prefectura de Okinawa, y, por tanto, rechaza las reivindicaciones chinas y cualquier acuerdo alcanzado entre Pekín y Taipei.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies