China asegura que Pekín jamás tolerará una agenda separatista para Taiwán

Li Keqiang
JASON LEE / REUTERS - Archivo
Publicado 05/03/2018 2:59:43CET

PEKÍN, 5 Mar. (Reuters/EP) -

El primer ministro de China, Li Keqiang, ha asegurado este lunes antes del inicio de la sesión anual del Parlamento de China, que comienza esta semana, que Pekín jamás tolerará una agenda separatista para Taiwán.

Li ha indicado que las autoridades chinas continuarán trabajando para implementar en mayor medida el espíritu recogido en el lema 'un país dos sistemas' para los territorios de Hong Kong y Macao.

El Gobierno considera a Taiwán una de sus provincias y decidió romper los contactos oficiales con el Gobierno de Taipei después de que el Partido Progresista Democrático, liderado por Tsai Ing Wen y de tendencia independentista, ganara las elecciones de 2016.

La tensión entre Pekín y Washington ha aumentado significativamente debido a la aprobación por parte del Senado estadounidense de una ley que promueve unas relaciones más estrechas con Taiwán a pesar de la postura china.

En este sentido, las autoridades chinas han alertado a Taiwán de que tan sólo lograrán "quemarse" si deciden confiar en terceros países.

La norma, la Ley de Viaje de Taiwán, ha sido respaldada por consentimiento unánime después de haber sido aprobada en enero por la Cámara de Representantes, también sin oposición. Ahora, la nueva ley deberá ser ratificada por el presidente, Donald Trump, para entrar en vigor.

La ley estipula que debería ser política estadounidense el permitir a los funcionarios de todos los niveles viajar a Taiwán para reunirse con sus homólogos taiwaneses, permitir a funcionarios de alto nivel taiwaneses entrar en Estados Unidos "bajo condiciones respetables" y reunirse con funcionarios estadounidenses, y animar a representantes económicos y culturales taiwaneses a hacer negocios en Estados Unidos.

Li ha insistido en la importancia de la "reunificación pacífica del país" y ha destacado que el Gobierno continuará mostrándose "firme a la hora de salvaguardar la soberanía de China y su integridad territorial".