Beijing afirma que las fuerzas de mercado debilitarían el sistema sanitario chino y llevarían a la desigualdad

Actualizado 02/01/2008 12:40:13 CET

PEKÍN, 2 Ene. (EP/Reuters) -

El ministro de Sanidad chino, Chen Zhu, y el líder del Partido Comunista de China, Gao Qiang, publicaron ayer un artículo en la influyente revista 'Qiu Shi' en el que defienden que los mecanismos de mercado no deben dominar el sistema sanitario chino, pues sólo llevaría a la desigualdad y a hacer caso omiso de la pobre y vasta campiña del país asiático. Por contra, según los autores del artículo, el Gobierno deberá invertir mucho más dinero en salud y liderar la reforma.

Desde que China comenzó su masiva reforma económica, hace tres décadas, el país ha desmontado casi al completo el sistema de bienestar, que atendía a los chinos desde su nacimiento hasta su muerte. Esto ha provocado enormes dificultades para los millones de personas que se han quedado atrás en el rápido desarrollo del país. El coste de una consulta médica o la estancia en un hospital están fuera del alcance de muchos, lo que, unido a la corrupción y a la falta de acceso, han hecho del problema una fuente de malestar social.

En el artículo, Chen y Gao se defendieron diciendo que la gente desconocía el desarrollo de la reforma sanitaria y afirmaron que desde que empezó la reforma "el servicio médico del país ha sido un éxito y la salud de la gente ha mejorado notablemente", aunque añadieron que "han aparecido algunos problemas y contradicciones importantes.

La comercialización de los cuidados médicos ya habían sido el centro de las quejas de la directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, que había informado a finales de 2007 de que la salud se estaba deteriorando en algunos puntos del gigante asiático, a pesar del aumento de las ganancias.

Chen y Gao criticaron a quienes piensan que "el mercado socialista debe guiar el sistema sanitario, solucionar las dificultades de la gente para conseguir tratamiento y que las reformas económicas se pueden copiar mecánicamente".

Se refirieron también a los objetivos del Gobierno, que se centrarán en "suavizar la función de interés público del sector sanitario, acentuar la búsqueda de las ganancias económicas y aumentar la carga sobre la multitud", es decir, evitar la actual concentración de los mejores recursos médicos en las grandes ciudades y los grandes hospitales, que provoca una descompensación de los recursos.

En el artículo, ninguno de los dos descartó dar al mercado un papel en las reformas de salud y dejaron claro que el Gobierno chino está dispuesto a desarrollar una industria comercial de seguros médicos para ayudar a compartir la carga. Además, del artículo se desprende que el Gobierno animará a los inversores extranjeros y domésticos en salud, aunque no dieron detalles.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies