Bush reafirmará su política de 'una sola China' frente a los esfuerzos de Taiwán de unirse a Naciones Unidas

Actualizado 31/08/2007 3:42:18 CET

WASHINGTON, 31 Ago. (EP/AP) -

El presidente estadounidense, George W. Bush, reafirmará en sus próximas conversaciones con su colega chino, Hu Jintao, que Estados Unidos se mantiene fiel a su política de una China y no apoyará los esfuerzos de Taiwán por unirse a Naciones Unidas, informó ayer el asesor de Bush en Asia, Dennis Wilder.

Wilder señaló a los medios que indudablemente Hu introducirá este tema cuando se reúna la próxima semana con Bush en la cumbre de líderes del forum de cooperación económica de Asia y Pacífico que se celebrará en Asia. "Nunca he estado en un encuentro con funcionarios chinos en el que no haya salido el tema de Taiwán", reconoció. Además indicó que habrá mucho de que hablar, especialmente a la luz de los planes de Taiwán sobre un referéndum para decidir su adhesión a la ONU.

Durante décadas, Estados Unidos ha seguido la política de 'una sola China', lo que significa que trata a Beijing como el Gobierno del país, aunque mantiene relaciones no oficiales con el Gobierno de Taipei, capital taiwanesa.

Wilder aseguró que Estados Unidos considera los planes de referéndum "algo desconcertantes" respecto a cómo podría ser útil dicho referéndum ya que Taiwán no será capaz de unirse a Naciones Unidas en circunstancias normales y esto solo añade tensión a las ya difíciles relaciones, algo que consideran "innecesario".