La industria nuclear española lucha por hacerse con un trozo de la tarta nuclear china

Actualizado 20/04/2007 15:19:57 CET

BEIJING, 20 Abr. (De la corresponsal de EUROPA PRESS, Débora Altit) -

Los principales representantes de la industria nuclear española se encuentran estos días en China para intentar hacerse hueco en un sector que promete duplicarse en los próximos años en el país asiático aunque sus concesiones suelen estar muy ligadas a compromisos políticos.

Para hoy, el Foro de la Industria Nuclear Española, que coordina a estas empresas, se ha reunido en Beijing con varias decenas de empresas chinas relacionadas con el sector, como compañías eléctricas, nucleares, de producción de componentes y de diseño industrial. Y la próxima semana participará en Shanghai en la VII Feria Internacional de la Industria Nuclear 2007, que se celebra de los días 23 a 25 de abril.

Según señalaron hoy en un encuentro con la prensa los representantes de ENSA Equipos Nucleares, ENUSA Industrias Avanzadas y Tecnatom, que han formado una alianza para ofrecer sus servicios de forma conjunta en China, el Foro se plantea intensificar unas relaciones ya iniciadas hace más de 20 años en el país asiático, ofrecer servicios y asistencia técnica y "prepararnos para el futuro aumento de la demanda", según afirmó Francisco Ballesteros, presidente de ENSA.

Ballesteros explicó también que el país asiático proyecta que la energía nuclear pase de representar el actual dos por ciento de su fuente energética al cuatro por ciento. Un porcentaje aparentemente pequeño pero que, en el gigante asiático, se traduce en "un número importante de reactores", según Ballesteros.

"Nosotros no somos sistemistas, es decir, no vendemos una central completa, pero ofrecemos gran cantidad de servicios y eso puede representar una ventaja frente a otros países", agregó por su parte Carmelo Palacios, vicepresidente de desarrollo empresarial de ENSA.

A juicio de estos responsables, éste será el principal factor que puede inclinar la balanza a favor de España, junto con el hecho de que nuestro país también fue primero aprendiz, y ahora ha pasado a convertirse en maestro, y puede compartir esa experiencia con China ("hemos asimilado y digerido el conocimiento adquirido. China está en una situación similar", según el presidente de ENUSA, José L. González).

Sin olvidar una calidad "que ha hecho que España esté ahora en cabeza, y que esté presente en proyectos de última generación. La calidad intrínseca del producto es la que luego da longevidad a la central", remachó Ballesteros.

La falta de mercado en España terminó convirtiéndose en un revulsivo para estas empresas, según afirman sus responsables, que aseguran que "salir nos hizo sobrevivir" e hizo posible que hoy día esta industria esté presente en todos los países con energía nuclear. Y la falta de profesionales les obligó a crear programas específicos de formación, por los que ahora China, que sufre asimismo una carencia de profesionales en este sector, se está interesando también, según afirmaron.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies