Sinólogos hispanohablantes denuncian la falta de apoyo institucional

Actualizado 22/10/2007 17:59:49 CET

BEIJING, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

Sinólogos de España y América Latina manifestaron hoy su descontento y frustración ante la falta de apoyo institucional recibida para mejorar el conocimiento sobre China en sus respectivos países, en un encuentro celebrado en la sede beijinesa del Instituto Cervantes.

"Parecía que el creciente interés por China conduciría a un aumento de los especialistas, pero la situación es decepcionante, sobre todo en todos aquellos estudios anteriores a 1949. El prisma se limita a lo económico y comercial", denunció la académica Flora Botton, del Colegio de México, que subrayó que la historia pasada china no puede limitarse a un capítulo introductorio en los libros, ya que es imposible entender un país contemporáneo desconociendo su bagaje cultural.

El desamparo de los Estudios Orientales en las universidades fue un fenómeno criticado no sólo desde Latinoamérica o desde el punto de vista de la Historia, sino también desde España y en la literatura. "En mi universidad se dedican tres meses, que es mi asignatura, a explicar la literatura de China, que tiene 3.000 años y es el país que más ha construido el poder en torno a la palabra. En cambio, en los estudios de literatura inglesa o francesa se dedican los cuatro años de carrera, a pesar de que tanto histórica como geográficamente su recorrido es mucho más breve", afirmó Alicia Relinque, de la Universidad de Granada.

Tanto el profesor Chen Zhonyi, de la Universidad de Beijing, como Laureano Ramírez, profesor de la Universidad Autónoma de Barcelona, coincidieron en señalar que el problema de la falta de difusión de la literatura en español en China y de la china en España es el modelo editorial actual y su búsqueda de 'best-sellers', a pesar de que las obras en español, y más concretamente aquellas pertenecientes al realismo mágico, han tenido una importante influencia en la literatura china actual.

La solución a la falta de interés editorial, a juicio de Ramírez, debería venir de un aumento de las subvenciones. "Yo no le echo la culpa sólo a las instituciones españolas, sino también a las chinas. Las instituciones españolas otorgan ayudas para traducir sus obras al chino, pero si China quiere que se traduzcan sus obras debería hacer lo mismo, igual que ha hecho, de forma continuada, Japón con sus autores".

Por su parte el venezolano Ismael Cejas Armas, de la Universidad de los Andes, reclamó que en este acercamiento entre las culturas occidental y oriental se huya de interpretar a América Latina, e incluso a España, desde el punto de vista único de la cultura grecolatina a través de Francia, el Reino Unido o EEUU.

"No es lo mismo ver a España como parte de Europa que como parte del grupo que colonizó, y por el que se vio 'contaminada'. Oriente está mirando a un solo modelo de Occidente", afirmó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies