Un informe pronostica un brillante futuro a la industria solar china si se aplican ayudas a la producción

Actualizado 19/09/2007 13:20:55 CET

BEIJING, 19 Sep. (De la corresponsal de EUROPA PRESS, Débora Altit) -

Organizaciones medioambientales y de la industria de la energía renovable presentaron hoy un informe en el señalan que China, que es ya el tercer fabricante del mundo de placas solares fotovoltaicas, puede llegar a contar con una capacidad de producción equivalente a 30 grandes plantas térmicas para el año 2030, y demandaron la puesta en práctica de medidas que favorezcan la competitividad del sector.

Según el informe, elaborado conjuntamente por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), Greenpeace, la Asociación China de la Industria de la Energía Renovable y la Asociación Europea de la Industria Fotovoltaica, las políticas aplicadas en otros países han demostrado que el sector puede ser competitivo con las ayudas correctas.

"Los mecanismos de apoyo del mercado crean incentivos a la innovación tecnológica y el desarrollo industrial, lo que conduce a una economía de escala y la reducción de los costes de producción", declaró Li Junfeng, máximo representante de la industria renovable china, que defendió el desarrollo de un mercado interno.

Aunque China es un país muy rico en recursos solares (mucho más que, por ejemplo, Europa o Japón), el 90% de su producción actual va destinada a la exportación, según recuerda el documento. Estudios demuestran que, incluso si explota a su máxima capacidad los recursos hulleros (el carbón sigue representando el 70% de la energía consumida en el país), hidroeléctricos y nucleares, el país asiático sufrirá una escasez de suministro eléctrico del 6,4% en 2010, y del 10,7% en 2020. El vacío, indica el informe, debería rellenarse con energías renovables.

"China está haciendo frente a las amenazas relacionadas con el cambio climático y la seguridad energética. El uso generalizado de (tecnología) solar fotovoltaica puede ayudar a reducir el consumo de combustibles fósiles así como de las emisiones de gas de efecto invernadero", indicó Chen Dongmei, director del programa de Clima y Energía de WWF.

Justo ayer, en el curso del Congreso Mundial Solar que se celebra estos días en Beijing, el presidente de la Sociedad China para la Energía Renovable declaró que las energías limpias podrían representar el 30% de la energía total consumida en el país para el año 2050, cifra muy similar al 34% estimado por Greenpeace en un estudio de abril pasado.

Sin embargo, la sociedad china afirmó que las centrales del país tendrán capacidad para generar entre 200 y 300 millones de kilowatios procedentes de la energía solar para esa fecha, dato muy inferior a los 1.000 GW de capacidad instalada previstos en el nuevo informe publicado hoy, según apuntaron fuentes de la organización.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies