El número de hombres chinos en edad casadera supera al de chinas en 18 millones

Actualizado 14/11/2007 9:55:36 CET

BEIJING, 14 Nov. (De la corresponsal de EUROPA PRESS Débora Altit) -

El número de chinos varones en edad casadera es 18 millones superior al de mujeres como consecuencia del desequilibrio que infanticidios y abortos selectivos han causado en la tasa de nacimientos desde los años ochenta, tras aplicarse la política de planificación familiar del hijo único.

Para el año 2020, si no se revierte la tendencia, los hombres de entre 20 y 45 años sobrepasarán en 30 millones a las mujeres, según informa hoy la agencia oficial Xinhua.

La mayoría de los desequilibrios se producen en las regiones más remotas y subdesarrolladas, donde un varón es sinónimo de fortaleza física y es a quien va a parar la herencia familiar de manera automática.

En el campo, según declaró el director de la Comisión Nacional de Población y Planificación Familiar, Zhang Weiqing, la media de nacimientos de varones es de 122 por cada 100 mujeres, frente a la media nacional de 119 por cada 100 (lo considerado natural son unos 103 niños por 100 niñas nacidas).

No obstante, datos ofrecidos anteriormente señalaban que otra región con un grave desequilibrio es la sureña Guangdong, considerada la más próspera del país, y donde el ratio andaría en unos 130 niños nacidos por cada 100 niñas.

El motivo, que la tradición histórica china sigue premiando a los varones y que el mayor nivel de desarrollo no parece destruir el prejuicio, sino facilitarlo al permitir costear las pruebas (ilegales en China) para determinar el sexo del bebé. En la vecina Taiwán, que no cuenta con la política del hijo único como China, el desajuste entre sexos es, sin embargo, similar.

El director de la Comisión de Planificación Familiar, Zhang Weiqing, aseguró que el Gobierno va a seguir aplicando medidas para acabar con los prejuicios tradiciones y evitar que se realicen pruebas de determinación del sexo.

Zhang también justificó la situación en el campo señalando que la falta de una cobertura social obliga a los campesinos a adoptar medidas drásticas. "La falta de apoyo económico en el trabajo de planificación familiar es un lugar común en las áreas rurales", declaró el director, que defendió la aplicación de medidas sociales y económicas preferencias para estas regiones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies