China planea construir una "gran muralla" en la región de Xinjiang para frenar la infiltración de milicianos

Ciudad de Kashgar, en la  región de Xinjiang
REUTERS / THOMAS PETER
Publicado 23/01/2018 8:53:56CET

PEKÍN, 23 Ene. (Reuters/EP) -

El Gobierno de la convulsa región de Xinjiang, ubicada en el extremo noroeste de China, ha revelado este martes sus planes de construir una "gran muralla" para frenar la supuesta infiltración de milicianos islamistas procedentes de otros países.

El gobernador, Shohrat Zakir, ha anunciado, durante la sesión inaugural de la reunión plenaria que celebra la asamblea regional todos los años, que reforzará las medidas de seguridad en la frontera hasta crear una especie de "gran muralla".

"Haremos todo lo que podamos para no dejar ningún hueco, ningún punto ciego, para garantizar que las zonas clave son absolutamente seguras", ha dicho Shohrat, en declaraciones recogidas por el rotativo oficial 'China Daily'.

El líder provincial ha explicado que, si bien el año 2017 fue "tranquilo" en términos de seguridad, "no permitiremos que el separatismo y el extremismo religioso resurjan de sus cenizas".

El presidente, Xi Jinping, ya subrayó a los delegados de Xinjiang, durante el congreso general del Partido Comunista de China (PCCh), celebrado el año pasado, la necesidad de erigir una "gran muralla" por razones de seguridad.

Xinjiang es una de las zonas más problemáticas de China por las fricciones entre los uigures, una minoría étnica de fe musulmana que habita mayoritariamente esta región, y los han, que dominan en el resto del país.

Las autoridades acusan a radicales uigures de la ola de ataques registrada en los últimos años. Las organizaciones de defensa de los Derechos Humanos, por su parte, denuncian una persecución contra esta minoría musulmana.