La prensa china pide a EEUU que no aproveche unos pocos problemas alimentarios para difamar al país

Actualizado 05/07/2007 13:02:41 CET

BEIJING, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

La prensa oficial china ha pedido hoy a EEUU que no utilice algunos escándalos alimentarios que han tenido como protagonista a productos exportados desde el país asiático para desprestigiar los artículos chinos.

El mensaje apareció hoy en un editorial de 'China Daily', publicación estatal en lengua inglesa destinada a la población extranjera del país, y utilizado con frecuencia para lanzar mensajes a la comunidad internacional, después de que ayer se hiciera público un informe que aseguraba que el 99 por ciento de los productos chinos destinados a la importación a EEUU cumplen las normas de calidad.

"Utilizar conceptos de seguridad contra todas las exportaciones chinas no es tranquilizador ni productivo. No debería sería una excusa para que los proteccionistas extranjeros vendan sus argumentos distorsionadores del mercado", señala el rotativo.

En un editorial previo, 'China Daily' ya había argumentado que el problema no es que los productos chinos no cumplan la ley, sino que los estándares nacionales no son tan exigentes como los internacionales, y por tanto habría que modificarlos para que evitar conflictos.

El estudio hecho público ayer, sin embargo, ponía en evidencia que la calidad de los productos para la exportación supera con creces a los de consumo doméstico. Tras analizar los artículos de más de 6.300 empresas, se concluyó que cerca del 20 por ciento no se ajustaba a los estándares, porcentaje que crecía al 27 por ciento en el caso de los fabricantes de menor tamaño.

El temor a que los frecuentes, y en ocasiones fatales, resquicios de los controles alimentarios chinos puedan afectar a terceros países comenzó a extenderse a principios de este año, después de que varios miles de mascotas en Norteamérica murieran tras consumir un pienso exportado desde el país asiático, y que al menos medio centenar de personas fallecieran en Panamá tras ingerir un jarabe para la tos que contenía un excipiente caducado y no apto para el consumo procedente de China.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies