China protesta ante Francia y le exige que "arroje luz" sobre el caso del chino muerto a manos de un policía

Actualizado 30/03/2017 10:03:52 CET

MADRID, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

Más de 200 personas protestan frente al Ayuntamiento de París por la muerte de un chino a manos de la Policía

El Gobierno de China ha transmitido a las autoridades francesas una protesta formal por la muerte de Shaoyo Liu, un ciudadano de nacionalidad china de 56 años que murió el domingo tras recibir un disparo de un agente de la Policía, y le ha exigido a París que "arroje luz" sobre este caso.

La muerte de Liu ha provocado una oleada de protestas en la capital gala a las que han acudido principalmente miembros de la comunidad asiática.

Este miércoles, la familia de Liu junto a sus abogados han ofrecido una rueda de prensa en la que uno de los responsables de la defensa, François Ormillien, ha asegurado que la muerte del hombre, en su propio domicilio, tuvo lugar en "condiciones extremadamente oscuras".

Liu murió el domingo por la tarde cuando la Policía realizaba una intervención en la residencia Villa Curial, en el distrito XIX, en el norte de París. En torno a las 20.00 horas, la Policía intervino después de haber sido alertado por los incesantes gritos de un menor de edad.

Según indicaron fuentes policiales a 'Le Parisien', Liu atacó a uno de los agentes con unas tijeras, por lo que éste recibió un disparo en el tórax. Por su parte, una de las hijas del fallecido asegura que no existió tal agresión. El abogado de la familia sostiene que la versión que se está dando a conocer procede de una "equivocación" de la Policía.

Durante la rueda de prensa, la familia ha reiterado la postura de que la versión policial no es correcta, ya que los agentes tiraron abajo la puerta de una patada y, sin previo aviso, dispararon contra él. "Todavía no sabemos por qué le dispararon", ha explicado la hija de Liu. "Era un domingo normal para nosotros. Mi padre era un buen padre, atento. Todas las mañanas se levantaba para hacernos el desayuno", ha afirmado.

Ormillien ha asegurado que, al contrario de lo que se ha publicado en algunos medios, Liu "no tenía problemas psiquiátricos, ni antecedentes de violencia doméstica, ni era alcohólico".

Sin embargo, otro de los abogados, Calvin Job, ha asegurado que existía algún conflicto entre Liu y sus vecinos, entre ellos un incidente en 2012 en el que el ahora fallecido habría tirado la televisión por la ventana.

El agente que disparó contra Liu ha sido suspendido "por enfermedad" de forma temporal y la Policía ha abierto dos investigaciones: por un lado, una de la unidad judicial para valorar si hubo intento de homicidio voluntario por parte de la víctima contra el agente y por el otro, una de la Inspección General de la Policía Nacional (IGPN) para valorar el uso que hizo el policía de su arma.

La autopsia practicada al cadáver de Liu ha confirmado, este miércoles, que la causa de la muerte fue un disparo con un arma Sig Sauer de calibre 9 milímetros. El hombre murió de un único tiro en el corazón, disparado a menos de dos metros de distancia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies