China quiere resolver "pacíficamente" la disputa territorial

Actualizado 19/09/2012 11:35:22 CET

PEKÍN, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Defensa de China, Liang Guanglie, ha expresado su deseo de resolver "de forma pacífica" la disputa con Japón por la soberanía de las islas Senkaku/Diaoyu, al tiempo que ha advertido de que el gigante asiático se reserva su derecho a adoptar "medidas adicionales".

"Estamos siguiendo con mucha atención el desarrollo de los acontecimientos en las islas Diaoyu (como se conocen en China) y confiamos en que este asunto se resuelva de la manera apropiada a través de cauces pacíficos", ha dicho Liang, tras reunirse con el secretario de Defensa de Estados Unidos, Leon Panetta.

Sin embargo, ha subrayado que China "se reserva el derecho a adoptar medidas adicionales", sin aclarar cuáles, en caso de que el conflicto territorial se agrave, según informa la agencia de noticias Xinhua.

Además, ha insistido en que "las islas Diaoyu son territorio chino, algo que evidencian la historia y el Derecho Internacional", por lo que ha tildado de "ilegal" la compra de tres de las cinco islas que forman el archipiélago por parte de Japón.

A este respecto, ha atribuido a las autoridades niponas la responsabilidad de "calentar" la disputa bilateral al comprar las tres islas a su propietario privado, por 2.000 millones de yenes (20 millones de euros) que saldrán de los fondos reservados.

TENSIÓN COMERCIAL

En la misma línea, el Ministerio de Comercio de China ha atribuido a Japón la "completa responsabilidad" del impacto que la operación de compraventa del archipiélago tenga sobre las relaciones comerciales entre ambos países, según informa la agencia de noticias Reuters.

El viceministro de Comercio, Jiang Zengwei, ya advirtió la semana pasada de que la "nacionalización "de las Senkaku podría tener consecuencias negativas sobre las relaciones comerciales entre Tokio y Pekín.

En este sentido, apuntó que, en caso de que se produjera un boicot a los productos japoneses en el mercado chino, "no habría nada malo en ello, siempre que se lleve a cabo de una manera razonable", aunque aclaró que no ha habido un llamamiento oficial.

De momento, varias empresas japonesas, entre ellas Canon, Panasonic y Toyota, han anunciado la suspensión de las actividades de las fábricas que poseen en territorio chino, al menos hasta que cesen las manifestaciones antiniponas en el gigante asiático.

EL CONFLICTO

Aunque la tensión bilateral se disparó la semana pasada, la disputa territorial se remonta a 1895, cuando Japón se anexionó formalmente las islas para construir una planta procesadora de atún que dio empleo a 200 personas, aunque en 1940 el negocio se desplomó y las islas quedaron desiertas.

Entre 1945 y 1972, el archipiélago permaneció bajo dominación estadounidense, como parte de los acuerdos alcanzados entre Washington y Tokio tras la Segunda Guerra Mundial. Desde la salida estadounidense de las islas, China y Taiwán reclaman su soberanía.

China alega que descubrió el archipiélago en el siglo XIV y, a pesar de las tensas relaciones que mantiene con Taiwán, reconoce que algunas islas pertenecen al territorio como parte de la ciudad de Toucheng, ubicada en el condado de Yilan.

En cambio, Japón asegura que el archipiélago pertenece al completo a la ciudad de Ishigaki, ubicada en la prefectura de Okinawa, y, por tanto, rechaza las reivindicaciones chinas y cualquier acuerdo alcanzado entre Pekín y Taipei.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies