RSF afirma que un documento confidencial del COI se limita a calificar como "crisis" las movilizaciones de DDHH

Actualizado 09/04/2008 17:39:31 CET

MADRID, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

La organización Reporteros sin Fronteras (RSF) ha conseguido la copia de un documento confidencial redactado por el servicio de comunicación del Comité Olímpico Internacional (COI) sobre el relevo de la antorcha en el que se limita a calificar como "incidentes" o "crisis" las movilizaciones internacionales en favor de los Derechos Humanos en China.

Fechado el 26 de marzo de 2008, dos días después de la manifestación de Reporteros sin Fronteras durante la ceremonia del encendido de la llama olímpica en Olimpia, el memorando reconoce que el movimiento olímpico puede tener que enfrentarse a "incidentes" o "crisis", "pero subestima la movilización que finalmente tuvo lugar en las calles de Londres y París", afirmó hoy la organización en un comunicado.

"Mientras el movimiento olímpico se enfrenta a una crisis histórica, Reporteros sin Fronteras se siente sorprendida por el cinismo que muestra el COI en este documento", indicó RSF. "Ahora esperamos que el movimiento olímpico tome decisiones importantes para obligar a las autoridades chinas a poner en libertad a los presos políticos, y garantizar una total libertad de la prensa extranjera y de la libertad de expresión en Tibet", añadió.

PROTOCOLOS DE RESPUESTA

En el documento de 26 páginas, rotulado con la calificación de "Confidencial", el COI afirma que ha elaborado, junto con el Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de Beijing (COJOB), unos "protocolos de respuesta" para casos de crisis. A los destinatarios de la nota, básicamente los comités olímpicos nacionales, se les ruega que sigan las indicaciones cuando tengan que responder a la prensa, o a grupos de presión, según RSF.

La responsable de comunicación del COI, Giselle Davies, citada por Reporteros, define lo que es una crisis en los siguientes términos: "Un acontecimiento, o una serie de acontecimientos, que potencialmente podrían llevar a la interrupción o la anulación de alguno de los trayectos de la antorcha, o afectar seriamente a la imagen del COI y del movimiento olímpico". El ejemplo mencionado, según RSF, "es el de un ataque terrorista durante los relevos" de la llama olímpica.

El COI aconseja a sus miembros, a los comités olímpicos nacionales, federaciones deportivas y colaboradores olímpicos, que sean "humildes" y "honestos" para no tener que ponerse a la defensiva ante las preguntas de los periodistas. "El COI debe recordar siempre a los periodistas y 'lobbies' que la influencia del COI se limita al terreno deportivo", se lee en el documento confidencial citado por Reporteros.

En el informe interno, el COI asegura que "respeta el derecho de los manifestantes", pero precisa que el COJOB y las autoridades locales "no dudarán en actuar a lo largo del recorrido, cuando estén en juego la seguridad del portador de la antorcha y del equipo de ascenso". Asimismo, el COI asegura en su documento que "se niega a interferir en las actuaciones que las autoridades locales consideren necesarias para mantener el orden público".

Aparte, en caso de manifestaciones durante el recorrido, tanto el COI como el Comité Organizador "dirán a los medios de comunicación que es normal que determinados grupos utilicen el paso de la antorcha para 'situar su causa ante los focos de la actualidad que garantizan los Juegos Olímpicos de Beijing", se lee en el informe, según RSF.

Si al final del recorrido de la antorcha se manifestaran familias de desaparecidos", se recomienda responder que se comparten las preocupaciones de los allegados y que esperan que las autoridades chinas lo aclaren. "En caso de 'crisis extrema', el COI y el COJOB sugieren que no se hagan comentarios o, en el colmo del cinismo, que se envíe el pésame a las víctimas, si las hubiera", asegura RSF.

Finalmente, el documento reitera la necesidad de no interferir en los asuntos internos de China: "El COI no cree que sea adecuado cuestionar las reglas y leyes de un país, lo que no quiere decir que el COI no apoye la libertad de expresión", se lee en el documento confidencial, citado por RSF.