El CICR advierte de que más de 10.000 personas buscan a sus familiares en Somalia "tras 20 años de conflicto"

Actualizado 14/03/2013 12:38:01 CET

MADRID, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) ha puesto en marcha un programa para ayudar a más de 10.000 somalíes a localizar el paradero de los familiares con los que han perdido contacto después de "20 años de conflicto", según ha informado este jueves el organismo.

"Tras 20 años de conflicto", el CICR pretende "restablecer el contacto entre miembros de familias dispersas y dar con el paradero de las personas" desaparecidas, ha declarado el jefe de Actividades de Búsqueda del CICR en Somalia, Asha Ismael.

Cada semana, la CICR entrega a la cadena de noticias británica BBC una lista con los nombres de 125 de esas 10.000 personas para su difusión en "un programa de 15 minutos" que se emite "cinco veces por semana". Las emisiones de radio son "la forma más fácil de hacer llegar los mensajes a muchos somalíes", según el comunicado difundido este jueves por el CICR.

El año pasado, 543 personas rellenaron formularios para proceder a la búsqueda de sus familiares y gracias a éstos "fue posible localizar a 300" y ayudarles a restablecer el contacto, de acuerdo con el CICR.

Aparte, el Comité ha informado de que todos los miembros de "familias dispersas en todo el mundo" que buscan restablecer el contacto "durante o después de una crisis" pueden recurrir al nuevo portal web familylinks.icrc.org.

LA SITUACIÓN EN OTROS PAÍSES

En Yemen, por ejemplo, miembros del CICR tratan de restablecer el contacto entre las personas que forman parte de "la diáspora somalí" con sus familiares. "Pedimos a los ancianos que hagan llegar las listas de búsqueda a los miembros de sus tribus y clanes en todos los lugares de Yemen", ha subrayado Mohamed Hersi, un responsable del Comité.

Según el comunicado, en Sudáfrica, donde viven unos 70.000 somalíes, la Asociación Somalí de Sudáfrica dirige un programa con el apoyo de la Cruz Roja Sudafricana y el CICR para ayudar a estas familias. "Muchísimas personas han restablecido el contacto mediante este programa", ha indicado Armin Salt, un alto directivo de la Asociación.

A su vez, en los campamentos de refugiados en Kenia, el CICR ha instalado un servicio de teléfonos móviles para los somalíes que viven en ellos. Cuando tenía 19 años, Yasmeen se marchó de Mogadiscio al campamento de refugiados de Dadaab, uno de los mayores del mundo y próximo a la frontera de Kenia con Somalia. "El servicio de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja me ayudó a ponerme en contacto con una amiga de la infancia que había huido a Sudáfrica", ha comentado. "Era la única persona con la que aún podía ponerme en contacto", ha añadido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies