El CICR confía en un pronto retorno de sus trabajadores a Yemen

Médicos de Cruz Roja atienden a un herido
TWITTER/@ICRC_YE
Publicado 19/08/2018 10:57:34CET

MOSCÚ, 19 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) espera que sus trabajadores puedan volver próximamente a Yemen a pesar de la violento conflicto que les llevó a salir del país al considerar que las partes en guerra les estaban atacando específicamente a ellos, según ha explicado a Sputnik el presidente de la organización, Peter Maurer.

"Se han celebrado varias negociaciones con las partes en conflicto en Yemen. Las conversaciones que han tenido lugar en las dos últimas semanas dan motivos para mayor optimismo con respecto a la posibilidad de que nuestro amplio contingente internacional vuelva pronto a Yemen", dijo Maurer.

A principios de junio pasado, Cruz Roja trasladó a sus 71 empleados de Yemen a Yibuti por motivos de seguridad. El presidente del CICR reafirmó que "el objetivo es que regresen lo más pronto posible".

"Es importante porque, como en el caso de Siria, la presencia de numerosos trabajadores humanitarios permitirá responder a las necesidades de la gente, en particular en las zonas de hostilidades", señaló.

Yemen vive desde 2014 un conflicto armado entre los partidarios del presidente Abd Rabu Mansur Hadi y los rebeldes huthi del movimiento Ansarulá. En marzo de 2015, intervino en el conflicto del lado del gobierno legítimo una coalición encabezada por Arabia Saudí e integrada en su mayoría por países del golfo Pérsico.

El CICR anunció en junio que retiraba de Yemen a 71 de sus trabajadores ante las amenazas y las intimidaciones de las que estaban siendo objeto estos, afectando a labores de asistencia que el organismo ha venido realizando en el país, en el que trabaja desde 1962.

Según explicó en un comunicado el director de operaciones del CICR, Dominik Stillhart, "aunque la delegación en Yemen ha recibido numerosas amenazas en el pasado, no podemos aceptar riesgos adicionales menos de dos meses después de que un hombre armado asesinara a un miembro del personal".

"La seguridad de nuestro personal, que está siendo intimidado por las partes del conflicto, es un requisito no negociable para nuestra presencia y trabajo en Yemen y una prioridad absoluta", ha recalcado.

Aunque el CICR ha estado en Yemen desde hace más de cinco décadas, "ahora estamos viendo tendencias peligrosas", ha indicado Stillhart. "Nuestras actividades actuales están siendo bloqueadas, amenazadas y directamente atacadas en las últimas semanas y vemos un intento vigoroso de instrumentalizar nuestra organización como un peón en el conflicto", ha denunciado, responsabilizando a todas las partes en el mismo de la seguridad de su personal.