El CICR cuenta con un acceso "más cooperativo" a familias de miembros de Estado Islámico detenidos en Irak y Siria

El presidente del CICR, Peter Maurer
DENIS BALIBOUSE/REUTERS - Archivo
Publicado 07/03/2018 23:26:59CET

BAGDAD, 7 Mar. (Reuters/EP) -

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) ha asegurado este miércoles que ahora cuenta con un acceso "cada vez más cooperativo" a las familias de presuntos miembros del grupo yihadista Estado Islámico que se encuentran detenidos en Irak y Siria.

Más de un millar de viudas e hijos de yihadistas se encuentran detenidas en Irak desde la derrota del grupo y algunas de ellas han sido juzgadas y condenadas por unirse a Estado Islámico.

El CICR ha contado con un acceso intermitente a estas familias y diversas agencias internacionales expresaron el año pasado su "grave preocupación" sobre la situación de las mismas.

"En relación con las familias de combatientes extranjeros: el CICR tiene un acceso desigual pero cada vez más cooperativo a las mismas", ha dicho el presidente del organismo, Peter Maurer, durante una visita a Bagdad.

"Hemos sido capaces de dar ayuda a las familias que lo necesitaban y restablecer un contacto mínimo con familiares en el extranjero", ha sostenido. La mayoría de estas personas llegaron desde Turquía, Francia, Alemania, Tayikistán, Azerbaiyán y Rusia.

Estas familias permanecieron detenidas en un primer momento cerca de Mosul, si bien fueron trasladadas a una base militar de Bagdad en noviembre. El mes pasado, un tribunal condenó a 17 mujeres a muerte por unirse a Estado Islámico.

El CICR ha reclamado a las autoridades de Irak y Siria, así como a otros grupos que operan en estos países, que traten a estos detenidos en línea con el Derecho Internacional, que prohíbe las torturas y las ejecuciones.

Maurer ha reconocido que la detención de los yihadistas y sus familiares "es un asunto complejo", al tiempo que ha expresado la voluntad del CICR de continuar ayudando "en los meses y años venideros".

"No es un secreto que no tenemos acceso a todos los detenidos en todas las situaciones", ha manifestado, antes de indicar que Irak tiene un sistema de detenciones "particularmente diversificado".

El primer ministro de Irak, Haider al Abadi, anunció el 9 de diciembre el "fin de la guerra" contra Estado Islámico en el país, después de que los militares recuperaran los últimos bastiones que aún permanecían bajo control de la organización yihadista.

Al Abadi ya anunció el 21 de noviembre la derrota militar de Estado Islámico y avanzó que su Gobierno confirmaría la victoria definitiva sobre el grupo extremista después de finalizar la persecución de sus fuerzas, dispersas en la provincia de Anbar.