El CICR pide que se respete a la población civil en República Centroafricana

Un niño con un fusil de juguete en Bangui.
UNICEF/GRARUP
Actualizado 06/11/2015 17:16:57 CET

MADRID, 6 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) ha hecho un llamamiento este viernes a todas las partes implicadas en el conflicto de República Centroafricana para que respeten a la población civil y faciliten la labor de las ONG, tras el aumento de los combates en Bangui.

La institución ha instado en un comunicado a "todas las partes en conflicto, a todos los responsables de grupos armados y a todos los portadores de armas a que respeten la vida y la dignidad humanas, preserven a la población civil y faciliten la acción humanitaria neutral, independiente e imparcial".

Según el CICR, desde finales de septiembre, ha habido decenas de muertos y cientos de heridos en Bangui, como consecuencia de los enfrentamientos entre grupos armados y la violencia entre comunidades: "La multiplicación de los actos criminales afectan a todos los sectores inexorablemente".

Las ONG ha sostenido que varios cientos de niños enfermos y embarazadas no han podido ir a una clínica. "Las viviendas de miles de familias han sido incendiadas y sus medios de subsistencia han sido destruidos. Estas familias se han quedado sin techo y el miedo forma ahora parte de su vida diaria", ha afirmado la directora regional del CICR para África, Patricia Danzi.

Asimismo, Danzi ha asegurado que, a pesar de que se requiere una "acción de socorro rápida y eficaz", tanto como sus equipos como los de la Media Luna Roja continúan sin poder desplazarse para prestar ayudar, algo que la ONG ha criticado por contravenir el Derecho Internacional Humanitario.

"Cuando se conculcan los principios humanitarios, cuando se obstaculiza el acceso a los heridos y los enfermos, cuando las familias no pueden enterrar a sus muertos según los ritos funerarios conformes a su religión o tradición, cuando la inseguridad conduce a la suspensión de algunas actividades humanitarias a pesar de ser esenciales, se pisotea la noción misma de humanidad", ha concluido Danzi.

La normativa internacional prohíbe dirigir ataques contra las personas civiles y los bienes de carácter civil, como viviendas, escuelas, estructuras médicas o lugares de culto. Establece que los enfermos, heridos y detenidos deben ser tratados con humanidad y que se debe proteger al personal sanitario y facilitar el trabajo a las actores humanitarios, en todas las circunstancias.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies