Cientos de palestinos piden a Abbas que renuncie a los Acuerdos de Oslo con Israel

Concentración palestina en Cisjordania contra los acuerdos de Oslo con Israel
REUTERS
Actualizado 03/07/2012 23:37:31 CET

RAMALA (CISJORDANIA), 3 Jul. (Reuters/EP) -

Cientos de personas se han concentrado este martes junto a las oficinas del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, en Ramala para pedirle que renuncie a los Acuerdos de Oslo firmados con Israel y protestar contra la represión de una manifestación anterior.

Los Acuerdos de Oslo fueron ratificados en 1993 por los líderes israelí y palestino de entonces, Isaac Rabin y Yasir Arafat, con el objetivo de acercar posturas y avanzar hacia la firma de la paz en Oriente Próximo. Dichos pactos permitieron a los palestinos mantener el control político de sus territorios.

Los manifestantes han pedido a Abbas que rompa sus lazos con Israel, después de que se haya anunciado su encuentro con el viceprimer ministro israelí, Shaul Mofaz. Esta reunión será la de mayor nivel que mantienen ambas partes desde que rompieron las conversaciones directas en 2010.

"Queremos tu cabeza, Mofaz", corearon los asistentes a la concentración, en la que también se escucharon lemas como "el pueblo quiere la caída de Oslo", en una adaptación de las consignas extendidas durante las movilizaciones de la 'primavera árabe' contra los regímenes de distintos países.

Decenas de efectivos de seguridad han vigilado de cerca la manifestación. El domingo, las fuerzas policiales intervinieron con dureza para evitar que un grupo de personas alcanzase las oficinas de Abbas y golpearon a varios periodistas que cubrían la convocatoria.

Para la marcha de este martes, la Policía había recibido órdenes de permitir a los manifestantes que llevasen su mensaje hasta el complejo habilitado para el presidente de la Autoridad Palestina.

El estudiante Ali Najle, uno de los participantes en la concentración, ha proclamado que "las calles están abiertas" en base a una "decisión política". "Se han dado cuenta de que la violencia les hace parecer malos", ha añadido.

Los manifestantes, que aparentemente no forman parte de ninguna facción en concreto, han convocado para el próximo jueves una nueva manifestación.