Cientos de personas exigen en Singapur que se investigue al primer ministro por presunto abuso de poder

 

Cientos de personas exigen en Singapur que se investigue al primer ministro por presunto abuso de poder

El primer ministro de singapur, Lee Hsien Loong.
REUTERS / MICHELE TANTUSSI
Publicado 16/07/2017 3:57:30CET

SINGAPUR, 16 Jul. (Reuters/EP) -

Alrededor de 400 personas han salido a la calle este sábado en Singapur a favor de que se abra una investigación independiente contra el primer ministro, Lee Hsien Loong, ante indicios de abuso de poder en relación con la gestión de la vivienda de su padre, el ex primer ministro Lee Yuan Yew.

La vivienda de Lee, que murió en 2015 y estuvo al frente del Ejecutivo durante tres décadas, ha provocado divisiones en la familia de Hsien Loong. Sus hermanos, que han indicado que temen las represalias por parte del primer ministro, han asegurado que su padre deseaba que la casa fuera demolida tras su muerte y no convertida en un museo, tal y como ha propuesto el Gobierno.

La disputa familiar ha levantado la polémica en Singapur, donde la disidencia rara vez se manifiesta. No obstante, la manifestación ha servido a la población para mostrar su frustración frente al Gobierno. Dos de los tres líderes que ha tenido Singapur desde su independencia en 1965 forman parte de esta familia.

"Singapur pertenece a su pueblo, no a la familia Lee", han indicado algunos manifestantes. La organización de la manifestación, que se ha desarrollado sin apenas presencia policial, solicitó de forma previa el permiso pertinente a las autoridades.

"La disputa reciente entre Lee Hsien Loong y sus hermanos no es sólo una cuestión relacionada con el testamento de Lee Kuan Yew", ha manifestado el activistas y empresario Osman Sulaiman.

"De por medio hay acusaciones de abuso de poder, y esas acusaciones vienen de los propios hermanos del primer ministro, que tienen acceso a información que no llega al público", ha añadido.

La organización ha indicado que el objetivo de la manifestación es lograr que el presidente de luz verde a la apertura de una investigación independiente sobre el asunto.

"La población puede hablar de cualquier cosa siempre y cuando no cause tensión racial o religiosa o suponga una amenaza para el orden público", ha señalado un portavoz de la Policía.

Lee Hsien Yang, hermano menor del primer ministro, es el dueño de la propiedad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies