Cientos de personas se reúnen en Kunduz para enterrar a los más de 30 civiles muertos por un ataque aéreo

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Cientos de personas se reúnen en Kunduz para enterrar a los más de 30 civiles muertos por un ataque aéreo

Publicado 04/11/2016 19:40:00CET

KUNDUZ (AFGANISTÁN), 4 Nov. (Reuters/EP) -

Cientos de personas se han reunido en el norte de Afganistán para enterrar a más de 30 civiles que han muerto esta semana en un ataque aéreo, perpetrado en el marco de la lucha que libran las fuerzas afganas y estadounidenses contra los milicianos talibán en las inmediaciones de la ciudad de Kunduz.

En Buz Kandahari, la ciudad a las afueras de Kunduz donde se produjo el ataque en las primeras horas de la mañana del jueves, se respiraba una atmósfera de enfado al contemplarse los cuerpos envueltos en telas blancas, muchos de ellos niños, dispuestos para ser enterrados.

"Mi hermano y tres de sus hijos han muerto. Mi hermano no tenía conexión con ningún grupo, era un trabajador", ha declarado uno de los asistentes, Mawlawi Haji Allahdad. "¿Has visto quién de esas criaturas y niños que han matado los americanos eran terroristas?", ha añadido Mawlawi y "vengaremos a nuestros muertos contra los americanos y el Gobierno", ha advertido.

Dos norteamericanos y cuatro miembros de las fuerzas especiales afganas murieron durante el ataque inicial, un mes después de que los combatientes talibán consiguieran entrar en Kunduz, amenazando con repetir el triunfo que alcanzaron un año antes al conquistar la ciudad durante un periodo muy corto de tiempo.

La lucha ha recalcado lo precaria que continúa siendo la situación de seguridad en torno a Kunduz. Aunque con el tiempo el centro de la ciudad ha acabado por ser seguro durante el último mes, los talibán controlan la mayoría de los alrededores del distrito, incluyendo el área de Buz Kandahari.

Fuentes de la misión de la OTAN en Kabul han asegurado de que los informes de las muertes de los civiles se toman muy en serio y se investigarán los hechos.

La organización de Derechos Humanos Amnistía Internacional ha pedido que se investigue el incidente y ha manifestado que se debería hacer justicia por las personas que han muerto en el ataque aéreo. "Esto no puede ser otro ejemplo de inacción ante semejante pérdida de vidas", ha informado la directora del sur de Asia de Amnistía Internacional, Champa Patel.

El antiguo presidente afgano Hamid Karzai, un incisivo crítico del uso del poder aéreo norteamericano en Afganistán, ha condenado los ataques. Sin embargo, los líderes políticos afganos se han mostrado relativamente moderados.

En un evento en Kabul, el jefe de Gobierno Abdulá Abdulá ha expresado sus condolencias a las víctimas y ha dicho que abriría una investigación para indagar en el incidente. También ha dicho que los talibán usaron los residentes de la ciudad de Kunduz a modo de escudo humano.

El número de muertes de civiles por ataques aéreos en el periodo de enero a septiembre aumentó un 72 por ciento, con 133 muertes y 159 heridos, según las cifras publicadas por la ONU. Un tercio fueron causadas por fuerzas internacionales.

Sin embargo, debido a que la Fuerza Aérea de Afganistán continúa desarrollándose, los oficiales militares afganos ven a las fuerzas aéreas estadounidenses como un apoyo vital en la lucha contra los talibán, ya que el numero de ataques aéreos se ha disparado este año.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies