Cierran las urnas en Japón con el tifón como aliado político inesperado de Abe

Contador
Una niña deposita el voto de su padre en las elecciones de Japón
REUTERS / KIM KYUNG HOON
Publicado 22/10/2017 13:02:31CET

TOKIO, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

A las 20.00 hora local (13.00, hora peninsular española) han cerrado los colegios electorales en los comicios legislativos anticipados convocados por el primer ministro japonés, Shinzo Abe, que podría contar con un aliado político inesperado: el tifón 'Lan', que se espera provoque un descenso en la participación y beneficie así al primer minstro conservador.

El tifón está causando precipitaciones intensas en gran parte del archipiélago japonés, lo que podría provocar un descenso de la participación como el registrado en las anteriores cuatro ocasiones en las que Abe ha ganado las elecciones al frente de su Partido Democrático Liberal.

En todas ellas la participación ha sido baja y su apoyo se ha situado en torno al 25 por ciento, lo que en los últimos comicios se tradujo en 262 escaños de los 465 que componen la Cámara Baja de la Dieta o Parlamento japonés, una mayoría insuficiente para impulsar la reforma militarista de la Constitución que propone Abe, ya que serían necesarios 310 asientos.

Además, en esta ocasión, Abe se enfrenta a la figura emergente de la popular gobernadora de Tokio, Yuriko Koike, y su recién creado Partido de la Esperanza. Sin embargo, las diferencias programáticas son escasas si exceptuamos el ámbito de la energía nuclear, ya que frente al uso de las centrales que defiende Abe, Koike aboga por la eliminación de todas las centrales para 2030.

En cambio, la oposición que el partido Democrático (PD) ha ejercido desde hace décadas está prácticamente disuelta a todos los efectos, en gran parte por su fracaso a la hora de oponerse a la política exterior de Abe, el ámbito donde el primer ministro es ahora más fuerte, dado el apoyo popular recibido a su desafiante postura contra la amenaza de Corea del Norte.

Estas son las primeras elecciones desde la reforma legislativa que rebaja de 20 a 18 la edad mínima para votar. El objetivo parece incrementar la participación, que en las elecciones de 2014 se situó en el 52,66 bpor ciento, la más baja de la época posterior a la Segunda Guerra Mundial.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies