Cinco 'cascos azules' sudafricanos se someten a pruebas de paternidad tras supuestos abusos sexuales en RDC

Publicado 21/03/2018 22:06:30CET

MADRID, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un total de cinco 'cascos azules' sudafricanos están siendo sometidos a pruebas de paternidad por los hijos de cuatro mujeres y una mejor que denunciaron abusos sexuales en el este de República Democrática del Congo (RDC) entre 2014 y 2016, según Naciones Unidas.

El portavoz de la Secretaría General de la ONU, Stéphane Dujarric, ha confirmado que la Misión de Estabilización de Naciones Unidas en RDC (MONUSCO) "ha recibido informaciones sobre abusos y explotación sexual por parte de cinco miembros sudafricanos del contingente".

"Según las informaciones disponibles en estos momentos, los cinco incidentes involucran pruebas de paternidad y demandas para el mantenimiento de los niños", ha manifestado.

Dujarric ha detallado que todos los incidentes tuvieron lugar en las provincias de Kivu Norte y Kivu Sur y ha resaltado que "garantizar la entrega de asistencias a las víctimas es la prioridad" de la ONU.

"Las mujeres y niños han sido enviados Fondo de Población de Naciones Unidas (FPNU) y al Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) para recibir apoyo y ayuda", ha señalado.

En este sentido, ha resaltado que la MONUSCO "seguirá supervisando su bienestar y sus necesidades (...) así como la recolección de las pruebas de ADN para las pruebas de paternidad", al tiempo que ha desvelado que hay una investigación en curso.

"Estamos muy preocupados por las acusaciones, que llegan sólo un mes después de tres denuncias sobre explotación sexual que involucraba a miembros del contingente sudafricano en la MONUSCO", ha dicho.

"Las acusaciones contra este contingente siguen teniendo lugar pese a nuestros esfuerzos para trabajar con los países miembro para evitar los abusos sexuales", ha resaltado Dujarric, quien ha pedido que "cualquiera que sea consciente de estos comportamientos lo denuncie para tomar medidas".

La ONU recibió en el último trimestre de 2017 un total de 40 denuncias por explotación y abusos sexuales contra miembros de alguna de sus organizaciones o misiones en todo el mundo, entre ellas 15 dirigidas contra efectivos de operaciones de paz, según el organismo internacional.

Los 40 hechos denunciados guardan relación con 54 víctimas, de las cuales al menos 16 han sido identificadas como menores de edad. Doce de los casos tuvieron lugar el año pasado, siete en 2016 y tres en 2015 o incluso antes, mientras que la fecha del resto no ha trascendido.

En los últimos años, la ONU se ha visto salpicada por las denuncias de abusos sexuales contra efectivos de la misión de paz en República Centroafricana y, tras este escándalo, aumentó la transparencia sobre las denuncias y revisó su protocolo de actuación.