Cinco militares mexicanos muertos en una emboscada del cártel de Sinaloa

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Cinco militares mexicanos muertos en una emboscada del cártel de Sinaloa

Militares mexicanos en un control de carretera en Acapulco
STRINGER MEXICO / REUTERS
Publicado 26/11/2016 23:42:23CET

MÉXICO, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

Cinco militares mexicanos han muerto y once personas más han resultado heridas --cuatro de ellas de gravedad-- en una emboscada que las autoridades atribuyen al cártel de Sinaloa, concretamente a hijos del capo conocido como 'El Chapo' Guzmán.

La emboscada contra un convoy del Ejército se produjo este viernes en la entrada norte de la ciudad de Culiacán, Sinaloa, y los atacantes habrían utilizado armas capaces de derribar un helicóptero. El objetivo del ataque era liberar a un sicario detenido, informa el diario 'La Jornada' en su edición digital.

El presunto sicario resultó herido y fue capturado durante un enfrentamiento ocurrido en el poblado de Bacacoragua, municipio de Badiraguato, Sinaloa, y estaba siendo trasladado a Culiacán, ha informado la Secretaría de la Defensa Nacional.

El general Alfonso Duarte Mújica, comandante de la tercera Región Militar, ha explicado en rueda de prensa que muy probablemente fueron los hijos de Joaquín 'El Chapo' Guzmán Loera -Alfredo e Iván Archivaldo Guzmán Salazar, presuntos cabecillas del cártel de Sinaloa- los que ordenaron la emboscada para liberar a Julio Óscar Ortiz Vega, 'El Kevin', integrante de una célula del grupo delictivo.

Los agresores, que iban en al menos ocho camionetas, dispararon armas calibre .50 (capaces de perforar blindajes y derribar un helicóptero), granadas de fragmentación y fusiles AR-15 y AK-47.

En apenas una semana, 41 personas han sido asesinadas a balazos en Sinaloa, la mayoría en los municipios de Culiacán, Mazatlán y Escuinapa. Sólo en Mazatlán, el domingo pasado fueron asesinadas seis personas, entre ellas una mujer, cuyos cadáveres fueron arrojados en la entrada de una clínica privada.

La violencia se ha recrudecido en Sinaloa tras la captura de 'El Chapo', pero también después de que fue atacada la vivienda de Consuelo Loera, madre de Joaquín Guzmán, en la comunidad de La Tuna, en junio de este año.

Al menos 200 familias huyeron para refugiarse de la violencia en la zona y la semana pasada un comando del cártel de Sinaloa tomó la comunidad de Huixiopa, bastión de los Beltrán Leyva en esa región, donde se desconoce el número de muertos y heridos, y han sido suspendidas las clases prácticamente todo este ciclo escolar.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies