La ciudad china de Karamay prohíbe las barbas y los velos en los autobuses por "seguridad"

Actualizado 07/07/2015 9:34:17 CET

PEKÍN, 6 Ago. (Reuters/EP) -

Las autoridades de la localidad china de Karamay, ubicada en la provincia de Xinjiang, ha prohibido este miércoles a las personas que lleven barba o vistan con velo que se suban a los autobuses municipales, en lo que han descrito como una medida de seguridad.

La prohibición se extiende a todas aquellas personas que vistan pañuelos en la cabeza, 'jilbab' --una prenda de una pieza para mujeres que deja únicamente la cara a la vista--, y aquellas ropas en las que aparezca una luna creciente y una estrella, uno de los símbolos del Islam.

El diario 'Karamay Daily', controlado por el Partido Comunista de China (PCCh) ha indicado que el objetivo de las medidas es fortalecer la seguridad de cara a la celebración de una competición de atletismo que se celebrará el 20 de agosto. "Aquellos que no cumplan las normas, y especialmente los citados tipos de pasajeros, serán llevados ante la Policía", ha advertido.

El presidente de la Asociación Uigur Americana, Alim Seytoff, ha lamentado que "las autoridades de Karamay están respaldando una política abiertamente racista y discriminatoria contra la población uigur".

El anuncio ha llegado en medio de una campaña a gran escala por parte de las autoridades para hacer frente a los últimos atentados terroristas registrados en el país. El foco de la misma está centrado en Xinjiang, provincia en la que reside la minoría musulmana uigur, que reivindica la creación de un Estado islámico.

Alrededor de 200 personas han muerto en la provincia durante el último año en el marco de los ataques ejecutados por los grupos separatistas y por la respuesta de las fuerzas de seguridad. Asimismo, otras 380 personas han sido arrestadas en el último mes en el marco de la citada campaña antiterrorista.

Los uigures, por su parte, denuncian que el Gobierno de Pekín ha intentado sofocar sus aspiraciones colonizando la región autónoma con los han, la etnia mayoritaria a nivel nacional, lo que en 2009 desembocó en duros enfrentamientos que dejaron unos 200 muertos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies