El clérigo radical Aziz pide al millar de seguidores que continúan en la Mezquita Roja que se rindan o huyan

Actualizado 05/07/2007 18:44:55 CET

ISLAMABAD, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

El clérigo radical Maulana Abdul Aziz, capturado por las fuerzas de seguridad mientras intentaba escapar de los enfrentamientos entorno a la Mezquita Roja (Lal Masjid) en Islamabad, hizo hoy un llamamiento a los más de 1.000 seguidores que aún se encuentran dentro para que se rindan o huyan.

Aziz fue descubierto ayer después de que una policía que registraba a las mujeres que salieron de la mezquita intentó registrarle cuando llevaba un burka negro hasta los pies. Aziz indicó en una entrevista televisiva que unas 700 mujeres y 250 hombres permanecen en el interior de la mezquita, algunos armados con más de una decena de rifles de asalto AK-47.

Siete hombres intentaron saltar por la pared de la mezquita y trataron de escapar ayer, pero fueron cogidos por las fuerzas de seguridad, según informó un portavoz del Ejército, el coronel Mohammed Ali, que también señaló que los siete eran parte del "núcleo duro". El ministro del Interior, Javed Iqbal Cheema, estimó que el clérigo tiene a su alrededor unos 30 radicales, aunque fuentes de la inteligencia paquistaní elevan a 100 el número de seguidores radicales.

"Si pueden marcharse en paz, deberían salir, o podrían rendirse si quisieran irse", dijo el clérigo. "Después de salir he visto que el asedio es muy intenso...Nuestros compañeros no serán capaces de permanecer así mucho tiempo" añadió.

"Nosotros no tenemos militantes, sólo tenemos estudiantes. Si alguien viene de fuera, no tenemos información sobre ello", declaró Aziz, negando a su vez su voto anterior para entrenar terroristas suicidasen un eventual ataque del gobierno a la mezquita.

El Ejército rodeó la mezquita ayer, un día después de que al menos 16 personas muriesen en los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y los activistas armados vinculados a la mezquita que han retado al Gobierno con una campaña para imponer la ley islámica al estilo talibán en la ciudad. Numerosos estudiantes radicales corrieron a refugiarse en la mezquita para continuar la lucha con las fuerzas de seguridad enviadas allí después del secuestro de seis presuntas prostitutas chinas.

El corto secuestro provocó una protesta de Beijing, y resultó ser la gota que colmó el vaso después de seis meses de delitos cometidos por individuos relacionados con la mezquita. En los últimos meses, los clérigos de la mezquita han estado mandando estudiantes de la mezquita a secuestrar presuntas prostitutas y policías de la campaña anti vicio.

La lucha armada comenzó después de que venciese el plazo dado por las fuerzas de seguridad para una rendición total, que finalizaba este mediodía (hora local). Cuatro helicópteros sobrevolaban el área y los periodistas fueron expulsados de la zona.

Todas las mujeres y niños recibirán una amnistía, pero los hombres implicados en asesinatos u otros crímenes junto con los máximos líderes de la mezquita tendrán que enfrentarse a la justicia, según el subdirector del Ministerio de Información, Tariq Azim.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies