Clinton admite que EEUU todavía tiene "profundas preocupaciones" hacia las autoridades norcoreanas

Actualizado 29/02/2012 20:09:13 CET

WASHINGTON, 29 Feb. (Reuters/EP) -

La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, ha considerado este miércoles que el anuncio de una moratoria nuclear por parte de Corea del Norte constituye un "modesto primer paso en la dirección correcta" en el camino hacia la paz.

No obstante, ante un comité de la Cámara de Representantes, Clinton ha reconocido que Estados Unidos todavía tiene "preocupaciones profundas" y estará siguiendo de cerca y "juzgando a las nuevas autoridades norcoreanas por sus acciones".

La agencia de noticias oficial de Corea del Norte, KCNA, ha confirmado este miércoles que Pyongyang suspende temporalmente los ensayos nucleares, el lanzamiento de misiles de largo alcance y el enriquecimiento de uranio en sus instalaciones atómicas de Yongbyon.

Además, el régimen norcoreano permitirá que los inspectores de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) supervisen el cumplimiento de esta moratoria, según KCNA, que ha indicado que estas decisiones se han tomado como respuesta a una petición de Estados Unidos y "con vistas a mantener un ambiente positivo" para las conversaciones de alto nivel entre ambos países.

Previamente, el Departamento de Estado norteamericano había informado en un comunicado de que Pyongyang había aceptado suspender temporalmente los ensayos nucleares y el lanzamiento de misiles de largo alcance y permitir que los inspectores de la AIEA visiten el complejo nuclear de Yongbyon para comprobar que se detienen todas las actividades nucleares, incluido el enriquecimiento de uranio.

Aparte, representantes de Estados Unidos y Corea del Norte se reunirán en "un futuro inmediato" para concluir los detalles sobre el programa de ayuda alimentaria, según Washington. Diplomáticos de ambos países --encabezados por el enviado especial Glyn Davies en el caso de Estados Unidos-- se reunieron la semana pasada en Pekín.

"Con el fin de mejorar el ambiente para el diálogo y demostrar su compromiso con la desnuclearización, la RDPC (República Democrática Popular de Corea) ha aceptado aplicar una moratoria sobre el lanzamiento de misiles de largo alcance, los ensayos nucleares y las actividades atómicas en Yongbyon, incluidas las actividades de enriquecimiento de uranio", dice el comunicado del Departamento de Estado.

"También ha aceptado que los inspectores de la AIEA regresen para verificar y supervisar la moratoria sobre las actividades de enriquecimiento de uranio en Yongbyon y confirmar la inutilización del reactor 5-MW y los equipos asociados", añade.

A cambio, Washington está dispuesto a rematar los detalles de un paquete de ayuda alimentaria con un peso total de 240.000 toneladas y a negociar posteriormente la entrega de más ayuda en función de las necesidades del país asiático.

"A Estados Unidos le sigue preocupando mucho el comportamiento de Corea del Norte en una serie de aspectos, pero el anuncio de hoy supone un avance importante, aunque limitado", ha reconocido el Departamento de Estado. La nota añade que Washington ha reiterado que no tiene intenciones hostiles hacia Corea del Norte y que está dispuesto a dar más pasos para mejorar las relaciones bilaterales e intensificar los intercambios entre los ciudadanos de ambos países.