Clinton exige reformas a Kabul para seguir apoyando a Afganistán

Hillary Clinton
REUTERS
Actualizado 05/12/2011 13:43:50 CET

BONN (ALEMANIA), 5 Dic. (Reuters/EP) -

La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, ha manifestado la disposición de su país a apoyar a las autoridades afganas, pero ha exigido reformas importantes como asumir las competencias de seguridad y fomentar la democracia.

Afganistán "debe encabezar su propia defensa y fortalecer una democracia arraigada en el estado de derecho", ha afirmado Clinton durante su intervención en la Conferencia Internacional sobre Afganistán que se celebra en la ciudad alemana de Bonn. "La corresponsabilidad será el corazón de los compromisos mutuos que alcancemos", ha apostillado.

Clinton ha aprovechado además para anunciar que Estados Unidos reanudará los pagos al Fondo de Confianza para la Reconstrucción de Afganistán, un organismo gestionado por el Banco Mundial, con lo que se desembolsarán entre 650 y 700 millones de dólares (entre 480 y 520 millones de euros) en ayuda estadounidense paralizada hasta ahora.

Estas ayudas de Estados Unidos y otros donantes estaban paralizadas desde junio, cuando el Fondo Monetario Internacional (FMI) suspendió su programa para Afganistán debido a la situación del maltrecho Kabul Bank. La dirección del FMI aprobó en noviembre la reanudación del programa, con lo que dejó vía libre a los donantes para desbloquear a su vez sus pagos. Estos fondos se emplean para obras de infraestructura como pozos, carreteras o proyectos de regadío.

Sin embargo, Clinton ha insinuado que los pagos estarán condicionados a nuevas reformas también en ámbitos como la gobernanza o la gestión económica de los recursos estatales. "Evaluaremos los progresos y esperamos que el Gobierno sea diligente en estas reformas", ha advertido.

"Esta relación (con Estados Unidos) es de vital importancia en un momento en el que Afganistán se prepara para afrontar los retos económicas de la transición. Apoyamos sus esfuerzos para avanzar desde una relación basada en la ayuda hacia una economía más sostenible", ha añadido la jefa de la diplomacia estadounidense.