La ONU pide la detención de aquellos que ataquen a civiles y cooperantes humanitarios en Costa de Marfil

Actualizado 15/02/2006 16:51:13 CET

ABIDJAN, 15 Feb. (EP/AP) -

El secretario general adjunto de la ONU para Asuntos Humanitarios, Jan Egeland, pidió hoy la detención de todos a quellos que ataquen o instiguen la violencia contra civiles y trabajadores humanitarios en Costa de Marfil, país que permanece dividido entre rebeldes y fuerzas gubernamentales tras el fin la guerra civil de 2002-2003.

El pasado mes de enero, jóvenes fieles al actual presidente, Laurent Gbagbo, atacaron las instalaciones de la ONU y a sus soldados en misión de paz. El Consejo de Seguridad acordó sanciones económicas y de movimiento contra dos de los líderes de las juventudes tras los incidentes, así como contra un líder rebelde acusado de bloquear los intentos de paz en este país africano, considerado el mayor productor de cacao del mundo.

Egeland, que se encuentra de visita el tierras marfileñas, aseguró que cualquiera que se encuentre detrás de la violencia contra civiles o trabajadores humanitarios debe ser arrestado. "Estimular la violencia o atacar tiene que ser castigado", exigió.

"Esto es comportamiento criminal bajo las leyes nacionales e internacionales", aseguró el responsable de asuntos humanitarios tras haberse reunido con funcionarios marfileños, quienes dieron garantías al representante de la ONU de que no habrá una vuelta a la violencia, que ha provocado la huida de miles de refugiados.

"El Gobierno ha asegurado que tomará medidas para prevenir este tipo de actos", comunicó. "Esto son buenas noticias para nosotros porque no queremos dejar Costa de Marfil, queremos quedarnos y continuar con nuestras acciones efectivas para toda la población marfileña", puntualizó Egeland.

A pesar de varios acuerdos de paz firmados, Costa de Marfil permanece divido en una región controlada por el Gobierno, al sur, y otra situada al norte y controlada por rebeldes. Alrededor de 10.000 soldados de la misión de paz de la ONU y de soldados franceses se encuentran destacados en el país para tratar de controlar las fronteras y garantizar la seguridad en el territorio.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies