El CNE venezolano considerará el 1 de agosto el informe de las firmas para el revocatorio

Sede del CNE en Caracas
EUROPA PRESS/PRENSA CNE
Actualizado 27/07/2016 2:53:25 CET

MADRID, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela ha anunciado este martes que si bien la Comisión de Participación Política y Financiamiento (COPAFI) hará una primera consideración de la verificación de las firmas de la primera fase para activar el referéndum revocatorio contra el presidente, Nicolás Maduro, este miércoles el órgano electoral no considerará el informe final hasta la próxima semana.

La presidenta del CNE, Tibisay Lucena, ha anunciado que la junta electoral ha entregado este martes, 26 de julio, el "resultado del trabajo de verificación de las huellas recolectadas para la legitimación de la organización con fines políticos Mesa de la Unidad Democrática (MUD) como mediadora en una solicitud de activación de referendo revocatorio" a la COPAFI.

Un día después, este miércoles, 27 de julio, la comisión deberá considerar su contenido, para después trasladarlo al CNE, que evaluará la validación el próximo lunes, 1 de agosto.

Ante las acusaciones por parte de la oposición sobre los retrasos intencionados en el procedimiento para evitar que el referéndum se celebre antes de que finalice este año --ya que si el referéndum no se convoca antes del 10 de enero de 2017, aunque los venezolanos decidan la salida de Maduro, el vicepresidente Aristóbulo Istúriz, gobernará de forma interina hasta 2019--, Lucena ha recordado que "el Poder electoral ha venido actuando en estricto cumplimiento de la ley y las normativos".

Asimismo, desde el ente electoral han recordado que el calendario de la fase que está llegando a su fin --la primera fase para activar el revocatorio, en la que la opositora Mesa por la Unidad Democrática (MUD) ha tenido que recolectar las firmas del 1 por ciento del censo electoral-- "fue informado al país el 10 de junio, cuando fueron explicados cada uno de los pasos de esta etapa que culmina el próximo lunes".

PRESIÓN DESDE LA OPOSICIÓN

Sin embargo, la MUD convocó, a inicios de esta semana, una "movilización general, pacífica y democrática" para este miércoles hacia la sede del CNE con el objetivo de exigir al ente que active la segunda fase del referéndum revocatorio contra el presidente, durante la que la oposición deberá recoger las firmas de un 20 por ciento del censo.

Así, el CNE ha advertido de que las "acciones de agitación y presión conra el CNE como supuesta respuesta a falsas matrices de incumplimientos" anunciadas por "actores políticos" podrían "terminar en alteraciones y ataques en contra de las funcionarias y los funcionarios electorales, así como contra las instalaciones del ente comicial".

En este sentido, el máximo órgano electoral ha hecho un llamamiento a "evitar todo signo de violencia" y ha advertido de que "en caso de agresión o alteración del orden público, las actividades electorales serán suspendidas hasta que se restaure la tranquilidad y el orden".