La coalición internacional contra Estado Islámico no logra un acuerdo sobre los combatientes extranjeros

El se secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis
REUTERS / JONATHAN ERNST
Publicado 13/02/2018 21:05:56CET

ROMA, 13 Feb. (Reuters/EP) -

Los países que forman la coalición internacional contra Estado Islámico no han conseguido cerrar un acuerdo sobre qué hacer con los extranjeros que han combatido para la organización terrorista y han sido capturados en Siria debido a las implicaciones de seguridad que podría tener su retorno.

El objetivo de la reunión celebrada este martes en Roma entre los ministros de Defensa de algunos miembros de la coalición internacional era decidir el destino de los cientos de combatientes extranjeros que han capturado las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), una alianza rebelde apoyada por Estados Unidos y sus socios.

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Jim Mattis, pretendía persuadir a sus aliados para que asumieran una mayor responsabilidad respecto a sus nacionales. Una de las opciones era enviarlos a su país de origen para que allí fueran procesados.

Sin embargo, los aliados no han recibido esta propuesta con mucho entusiasmo. "No se ha podido resolver de un modo definitivo", ha dicho Mattis en declaraciones a la prensa que ha viajado con él desde Roma hasta Bruselas, donde el miércoles asistirá a una reunión de los responsables de Defensa de la OTAN.

En el caso de Francia, el ministro de Defensa, Jean-Yves Le Drian, ha planteado que los milicianos galos del Estado Islámico en manos de las FDS "sean juzgados por aquellos contra los que han luchado". "Son franceses, sí, pero son nuestros enemigos", ha subrayado.

Mattis ha explicado que la coalición internacional seguirá trabajando en la búsqueda de una solución a estos casos y ha destacado que al menos no haya quedado "paralizada" ante el reto que suponen los combatientes extranjeros. "Esto es lo único que voy a decir: no hacer nada no es una opción", ha aseverado.

"No les queremos ver de vuelta en las calles, no les queremos ver en las calles de Ankara, Túnez, París o Bruselas", ha recalcado. Interrogado sobre si Estados Unidos sopesa trasladar a los combatientes extranjeros a la cárcel militar de Guantánamo (Cuba), ha declinado contestar.