Colombia despide la jefa de un fondo destinado a financiar programas posconflicto

Publicado 10/04/2018 7:54:18CET

BOGOTÁ, 10 Abr. (Reuters/EP) -

Colombia ha despedido al jefe de un fondo de 500 millones de dólares destinado a financiar programas posconflicto vinculados al acuerdo de paz del país con los rebeldes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), después de que los países donantes se quejaran de irregularidades y posible corrupción.

La decisión se ha tomado después de que los embajadores de Noruega, Suecia y Suiza escribieran una carta al gobierno en la que expresaban su preocupación por la falta de transparencia y los retrasos en los gastos del dinero destinados a financiar la reintegración de excombatientes de las FARC y otros programas.

Las FARC y el Gobierno firmaron un acuerdo de paz a finales de 2016 para poner fin a 50 años de lucha. Más de 220.000 personas murieron durante la guerra civil del país, en la que también lucharon el grupo rebelde aún activo, el Ejército de Liberación Nacional (ELN), y las bandas paramilitares.

"El gobierno tomó la decisión de eliminar a Gloria Ospina de la dirección ejecutiva del Fondo Colombia en Paz", ha informado este lunes el vicepresidente colombiano, Óscar Naranjo.

La viceministra de Finanzas de Colombia, Paula Acosta, se unirá al comité del fondo y evaluará dónde puede mejorar, según Naranjo, en un intento por acelerar la distribución de recursos y cumplir con los estándares de transparencia.

Las dudas sobre la distribución de los fondos podrían poner en cuestión futuras donaciones internacionales en un momento en el que Colombia está lidiando con un bajo crecimiento económico.

El fiscal general de Colombia, Néstor Humberto Martínez, aseguró la semana pasada que había una red de servidores públicos que se beneficiaban personalmente de los recursos que deberían destinarse a los programas posteriores a un conflicto.

El fondo se financia con cargo al presupuesto del gobierno de Colombia, así como con donaciones de Naciones Unidas, la Unión Europea, el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Mundial.

El país andino ha dicho que planea invertir más de 46.000 millones de dólares en programas posconflicto durante los próximos 15 años, incluida la destrucción de minas terrestres, la reintegración de más de 12.000 excombatientes y leales de las FARC y proyectos de desarrollo rural.

Contador