El ELN pide a Uribe que congele la negociación del TLC para que sea aprobado a través de un referendo nacional

Actualizado 22/05/2007 22:34:21 CET

BOGOTÁ, 22 May. (EUROPA PRESS) -

La guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) pidió al presidente de Colombia, Álvaro Uribe, que congele las negociaciones que actualmente realiza para concretar un Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos y convoque a una consulta popular para que sea la ciudadanía la decida si quiere que se firme ese convenio comercial.

En un comunicado divulgado desde La Habana, los jefes del ELN consideraron necesario que estos trámites sean eventualmente suspendidos, alegando que el TLC "afecta la soberanía, el futuro de la nación y los intereses de la gran mayoría de los colombianos".

Por tanto, insisten en que este tipo negociaciones deben ser consultadas mediante un "plebiscito nacional" en el que la sociedad colombiana pueda definir "soberanamente sobre el mismo".

Este comunicado coincide con la visita a Washington del vicepresidente colombiano, Francisco Santos, como parte de las gestiones que realiza el Gobierno para intentar que el Congreso estadounidense apruebe el TLC entre ambos países. Por su parte, Uribe viajará nuevamente en junio a este país para reforzar los trámites y exponer sus argumentos sobre la factibilidad de este acuerdo.

CESE DE HOSTILIDADES

Por otro lado, el ELN aclaró que, si actualmente existe un cese de las hostilidades para poder realizar las rondas de conversaciones en Cuba y lograr un acuerdo el paz, el Gobierno "tendría que suspender la ejecución de las medidas, decretos y conductas que afectan a la mayoría de la población colombiana, a la oposición y a las organizaciones sociales".

"Es imprescindible que el Gobierno cese las hostilidades contra la oposición, las luchas sociales y las organizaciones del campo popular", señalan en el documento difundido por los medios locales, en el que también exigen garantías para que las próximas elecciones locales que se celebrarán el 28 de octubre "no sean controladas por los paramilitares, como ha acontecido en los procesos anteriores".

"Si luego de un acuerdo de ambiente para la paz, de cese al fuego y hostilidades, se sigue asesinando, desapareciendo o encarcelando a dirigentes populares y ciudadanos de izquierda, se estarían violando dichos acuerdos", alertaron.

En este sentido, los jefes guerrilleros aseguraron que es pertinente "parar las nuevas privatizaciones y la entrega de las empresas estatales a las multinacionales", así como las gestiones que se desarrollan en el Congreso para aprobar leyes que "afectan al campesinado y las mayorías del país".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies