La guerrillera colombiana Sonia prefiere quedarse en la cárcel de EEUU y no entorpecer el acuerdo humanitario

Actualizado 05/10/2007 3:33:15 CET

FORT WORTH (TEXAS, EEUU), 5 Oct. (EP/AP) -

La guerrillera colombiana conocida como "Sonia" anunció hoy que está dispuesta a permanecer detenida en una cárcel estadounidense con tal de no entorpecer un posible intercambio humanitario entre el Gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), según informó el jueves la senadora Piedad Córdoba tras reunirse durante tres horas con la combatiente.

Córdoba declaró que Sonia le había dicho que "si el proceso se trababa, que se tranquilizaran por ella y por el señor Trinidad". Simón Trinidad es otro guerrillero detenido en Estados Unidos cuya liberación exigen de las FARC. "Preferiría que sacaran a las 50 personas que tienen las FARC", expresó Sonia, según la senadora, ya que la guerrillera es consciente de que en estos momentos ella disfruta de unas condiciones mucho mejores que las de los rehenes de la guerrilla.

El Gobierno colombiano y las FARC están negociando un posible intercambio humanitario de guerrilleros presos a cambio de la liberación de unos 50 rehenes de la guerrilla, gracias a la mediación del presidente venezolano, Hugo Chávez. Córdoba ha sido designada facilitadora de esa gestión y está en permanente contacto con todas las partes.

Las FARC exigen que los dos guerrilleros detenidos en Estados Unidos sean incluidos en el canje, algo a lo que se resiste el Gobierno del presidente Alvaro Uribe. Sonia, cuyo nombre verdadero es Nayibe Rojas, está detenida en el Centro Médico Federal Carswell después de haber sido hallada culpable de planear un traslado de cocaína a Estados Unidos y Europa para financiar a las FARC.

Ricardo Palmera, cuyo nombre de guerra es Simón Trinidad, está detenido en Washington aunque su juicio acaba de ser declarado nulo. Ambos fueron extraditados por Colombia. Sonia, indicó Córdoba, afirmó que "las declaraciones del presidente dan la sensación de que no hay ninguna posibilidad de un acuerdo" entre el Gobierno y las FARC en torno a un intercambio humanitario.

La legisladora anunció que regresará de inmediato a Colombia y que la semana que viene se entrevistará con la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice. Córdoba se reunió con Sonia en una sala de una prisión federal localizada en una base militar y afirmó que la guerrillera le había indicado que la tratan bien, que está bien alimentada y que se ve saludable.

Además Córdoba informó de que Sonia está estudiando bachillerato y aprendiendo algunas palabras en inglés y que ambas conversaron sobre la pobreza en Colombia y las posibilidades de paz en el país. La legisladora mostró una foto que se tomó con Sonia y dijo que le había prometido a la guerrillera que le llevaría la foto a su familia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies