Colombia traslada sus condolencias a los familiares del colombiano ejecutado en China

La canciller de Colombia, María Angela Holguín.
REUTERS
Publicado 28/02/2017 6:24:53CET

BOGOTÁ, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia ha trasladado sus condolencias a los familiares de Ismael Enrique Arciniegas, el primer ciudadano colombiano ejecutado en China, después de haber estado tratando de paralizar la ejecución que, finalmente, se ha llevado a cabo este martes a las 11.00 horas (04.00, hora peninsular española).

"La Cancillería de Colombia expresa sus condolencias a los familiares de Ismael Enrique Arciniegas Valencia. Se luchó hasta el último minuto por su vida", ha anunciado el Ministerio a través de un comentario publicado en su cuenta oficial de la red social Twitter.

"Después de varios años de gestiones diplomáticas las autoridades chinas rechazaron las solicitudes de súplica para conmutar su condena", ha señalado la Cancillería, poco después de conocerse que éste había sido ejecutado por inyección letal después de haber hablado con su hijo Juan José, de 34 años.

"Me voy feliz", ha dicho, citando las palabras de su padre. Según el testimonio de Juan José, recogido por el diario 'El Tiempo', Arciniegas se ha despedido diciendo que irá "al cielo" a reunirse con el resto de sus familiares fallecidos.

"La vida es una comedia y esta comedia se acabó. Doy gracias a Dios por la familia que me permitió tener. Mucha tranquilidad. Bendiciones. Me voy al matarile", ha concluido.

Arciniegas ha podido hablar con su hijo después de siete años en los que habían contactado únicamente vía postal. La última conversación entre el condenado y su hijo tuvo lugar gracias a la mediación de la Cancillería, a través de su consulado en Guangzhou. "Por gestión del Consulado en Guangzhou, Ismael Enrique Arciniegas ya se despidió de sus familiares", anunció el Ministerio una hora antes de la ejecución.

Hasta ese momento, la Cancillería había tratado de realizar "todos los esfuerzos diplomáticos" necesarios para intentar salvar a su compatriota, horas después de que China anunciara su decisión de ejecutar a Arciniegas, condenado tras haber reconocido "que llevaba casi cuatro kilos de droga que le pidieron traficar a cambio de 5.000 dólares".

"Desde el momento de su condena, a través de varias gestiones diplomáticas originadas desde la Cancillería, del envío de notas diplomáticas, de gestiones del Embajador de Colombia en China, y ante el Embajador de China en Colombia, se solicitó reiteradamente se reconsiderara la pena impuesta y la suspensión de la ejecución", ha indicado el Ministerio en un comunicado.

PENA CAPITAL EN CHINA

Bogotá ha subrayado que "el Estado colombiano reconoce el derecho soberano que tienen los países de establecer y aplicar su legislación en materia penal". Sin embargo, ha reiterado "categóricamente su posición en contra de la pena de muerte".

Actualmente en China, país que no hace públicos sus datos sobre ejecuciones, hay cinco colombianos condenados a pena de muerte por narcotráfico, tres sentencias ratificadas y dos, en espera de apelación; otros diez a pena de muerte con suspensión por dos años y otros 15, a cadena perpetua.

"El Gobierno colombiano seguirá haciendo todas las gestiones que estén a su alcance para proteger los derechos de sus ciudadanos, pero no puede garantizar ni la repatriación en todos los casos, ni la no aplicación de la pena de muerte en aquellos países que tienen establecido este castigo", ha apuntado la Cancillería, subrayando que "Colombia ha logrado la repatriación efectiva de 172 connacionales, seis de los cuales se alcanzaron por razones humanitarias".

Por último, ha hecho un llamamiento a los colombianos "para que no se dejen convencer por los traficantes", ya que China es uno de los 34 países que considera el narcotráfico un delito grave.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies