Comienzan las tareas de asistencia tras el paso del ciclón 'Nargis', que ha dejado 351 muertos

 

Comienzan las tareas de asistencia tras el paso del ciclón 'Nargis', que ha dejado 351 muertos

Actualizado 05/05/2008 13:19:44 CET

RANGÚN, 5 May. (Reuters/EP) -

Las agencias de ayuda humanitaria comenzaron hoy a repartir lonas, agua, utensilios sanitarios y de cocina en la antigua Birmania, donde la cifra oficial de muertos producidos por el ciclón 'Nargis' asciende ya a 351 y el número de personas sin hogar supera las 100.000, según el Gobierno.

"Está claro que este es un desastre enorme", confirmó Richard Horsey, de la oficina de Naciones Unidas para la respuesta a los desastres en Bangkok, en declaraciones a Reuters durante una reunión que mantuvieron hoy las principales agencias de Naciones Unidas y ONG en la capital de Tailandia para coordinar sus acciones. "¿Cuánta gente hay afectada? Varios cientos de miles de personas necesitan cobijo y agua potable, pero no sabemos exactamente cuantos", añadió.

La Federación Internacional de la Cruz Roja dijo que varios de sus equipos estaban tratando de calcular los daños y la ayuda humanitaria necesaria en las cinco regiones afectadas, donde viven 24 millones de personas.

"Estamos distribuyendo pastillas para potabilizar el agua, ropa, lonas, utensilios de cocina y de aseo", dijo Michael Annear, responsable de unidad de desastres de la Cruz Roja en el sudeste asiático. Además, confirmó que la Cruz Roja está preparando el envío de más provisiones al país y dijo que no habían sufrido restricciones gubernamentales para actuar.

Una nueva política impuesta en 2006 requiere a las agenias humanitarias extranjeras permisos de viaje y escoltas oficiales para realizar trabajos a pie de campo, también existen estrictas normas para el transporte y el suministro de materiales.

Se teme que si Birmania, el mayor exportador de arroz cuando se independenció de Reino Unido en 1948, necesitase un suministro urgente de arroz los precios de este alimento aumentarían aún más a nivel mundial. Según el Programa Mundial de Alimentos (PAM) hay cerca de 500.000 toneladas almacenadas en el país, aunque no están cerca de Rangún, la región más devastada por el ciclón.

COMIENZA LA RECONSTRUCCIÓN

La televisión estatal sigue sin emitir en Rangún y el agua potable comienza a escasear. Las existencias de velas y pilas se han agotado y se desconoce cuando se podrá reestablecer el suministro de electricidad en la zona.

En un suburbio del oeste, un grupo de 100 monjes comandan los esfuerzos por limpiar las calles, plagadas de árboles caídos y escombros de los edificios derruidos, según un testigo.

"La limpieza ha comenzado, pero llevará mucho tiempo, los daños alrededor de la ciudad son graves", dijo a Reuters un diplomático occidental desde Rangún.

En la antigua capital, muchos tejados se han hundido, incluso los de edificios fuertes, por lo que los daños podrían ser extremadamente graves en los poblados chabolistas que hay en los alrededores de la ciudad, donde viven cinco millones de personas.

Según los medios estatales, la cifra de muertos en Rangún es de 19, pero de 222 en el delta. En la isla de Haingyi, unas 90.000 personas han quedado sin hogar.

El régimen militar del país ha declarado el desastre en cinco estados, mientras que los medios estatales aseguraron hoy que se va a celebrar un referéndum por la recién redactada Constitución el próximo 10 de mayo, a pesar del ciclón.

Esto forma parte de una "hoja de ruta a la democracia" de siete pasos que tiene previsto culminar en unas elecciones multipartidistas en 2010 y acabar así con casi cinco décadas de Gobierno militar.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies