La comisión electoral de Sierra Leona hace un llamamiento a la calma y pide esperar a los resultados oficiales

Elecciones en Sierra Leona
REUTERS / OLIVIA ACLAND
Publicado 08/03/2018 17:24:09CET

MADRID, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

La comisión electoral de Sierra Leona ha hecho este jueves un llamamiento a la calma y ha reclamado a la población que espere a que se realice el anuncio oficial de los resultados de las presidenciales celebradas el miércoles.

"Porque valoramos la exactitud por encima de la velocidad, en muchas ocasiones el recuento lleva más tiempo. No anunciaremos resultados hasta que se haya recontado el último voto. Por favor, sean pacientes y permanezcan en paz", ha dicho el presidente del organismo, Mohamed Conteh.

Conteh ha recalcado que la comisión electoral es la única autoridad con mandato constitucional para dar resultados electorales, al tiempo que ha destacado que la jornada electoral transcurrió de forma "pacífica".

"Muchas personas viajaron a pie a los colegios electorales y esperaron pacientemente en largas colas. Estaban comprometidos a votar y ejercer su derecho a elegir a sus líderes de forma pacífica", ha sostenido, según ha informado la comisión electoral a través de su cuenta oficial en la red social Twitter.

Los colegios electorales de Sierra Leona cerraron sus puertas en la tarde del miércoles tras una jornada sin incidentes de gravedad en la que tres millones de personas estaban llamadas a elegir al próximo presidente del país.

La Presidencia de Sierra Leona ha sido cosa de los dos grandes partidos del país desde la independencia en 1961 y todo apunta a que seguirá siendo así en las elecciones presidenciales de este miércoles, en las que los ciudadanos eligen al sucesor de Ernest Bai Koroma, que no puede optar a la reelección.

Los dos candidatos favoritos son el ex ministro de Exteriores Samura Kamara, candidato del gobernante Congreso de Todos los Pueblos (APC, por sus siglas en inglés), y Julius Maada Bio, del Partido del Pueblo de Sierra Leona (SLPP), que ya fue candidato en las presidenciales de 2012.

En total, 16 candidatos buscan suceder a Koroma, que ya ha agotado los dos mandatos que contempla la Constitución, de los que solo dos son mujeres. A los candidatos de los dos partidos mayoritarios, que han controlado el Parlamento desde el fin de la guerra civil en 2002, se han sumado otras dos fuerzas que, aunque sin opciones de gobernar, podrían tener un papel clave en caso de segunda vuelta.

De estas dos nuevas fuerzas, la Gran Coalición Nacional (NGC) de Kandeh Yumkella, un economista y exdirector de la Organización para el Desarrollo Industrial de la ONU (UNIDO), parece tener algo más de peso político. Yumkella, el carismático hijo de uno de los fundadores del SLPP, quería ser candidato por dicha formación pero finalmente rompió filas el año pasado y optó por crear su propio partido. Sus partidarios ven en él el agente de cambio que necesita Sierra Leona.

A la NGC se suma la Coalición para el Cambio (C4C), creada por el exvicepresidente Sam Sumana y que igualmente surge del descontento de una parte de los miembros del APC. Sumana fue cesado por Koroma en 2015, en plena crisis por la epidemia de ébola que azotó el país y dejó más de 4.000 muertos, y el tribunal de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) dictaminó que el cese fue inconstitucional.

Estas dos nuevas formaciones buscan nutrirse con el voto de los jóvenes, en un país en el que el desempleo juvenil sigue siendo un problema crónico, y del descontento con la clase gobernante, en particular con el APC, por la corrupción y el desvío de fondos durante la crisis del ébola, así como por la mala gestión del grave deslave registrado el pasado verano en Freetown en el que murieron unas 500 personas.

Pese a todo, los expertos creen que estas elecciones volverán a ser cosa de dos, si bien no está claro de cuál de los dos lados se inclinará la balanza o incluso si alguno de los dos candidatos logrará el 55 por ciento necesario para evitar ir a una segunda vuelta.