El Comité de Naciones Unidas contra la Tortura pide que un general afgano sea procesado por tortura

 

El Comité de Naciones Unidas contra la Tortura pide que un general afgano sea procesado por tortura

Abdul Raziq
WIKIPEDIA
Publicado 12/05/2017 16:32:54CET

GINEBRA, 12 May. (Reuters/EP) -

El Comité de Naciones Unidas contra la Tortura ha pedido que el jefe de Policía de la provincia de Kandahar en Afganistán, el general Abdul Raziq, sea procesado por sus supuestos delitos de tortura y desapariciones. El Comité ha expresado en un informe este viernes que está profundamente preocupado por la situación en Kandahar.

La Policía Nacional Afgana de la provincia ha sido acusada de ser supuestamente responsable de detenciones en régimen de incomunicación, desapariciones, detenciones arbitrarias masivas y ejecuciones extrajudiciales durante operaciones contra los insurgentes.

"El Comité está particularmente preocupado por las numerosas denuncias que indican que el general Abdul Raziq, presente en la frontera entre Afganistán y Pakistán, es altamente sospechoso por su complicidad, sino implicación personal, de graves abusos de los Derechos Humanos como centro de detención secretos", ha expresado en el informe.

Raziq ha dirigido interrogatorios personalmente, según ha asegurado el Presidente del Comité, Jens Modvig, quien ha dicho que "hay relatos que lo involucran directamente". Sin embargo ha añadido que no tenía constancia de ningún intento de llevar a Raziq a la justicia.

Modvig ha declarado que este es "un asunto de la Fiscalía de Afganistán en primer lugar y, por supuesto, podría terminar en otro lugar", y ha continúado afirmando que espera que "el fiscal general reaccione a los informes, siempre y cuando se le entreguen a él".

El Comité ha instado al Gobierno de Afganistán a asegurarse de que las denuncias serán investigadas inmediatamente y de que Raziq y otros sospechosos son enjuiciados.

En enero de este año Raziq salió ileso tras la explosión de una bomba bajo los sofás de la residencia del gobernador de Kandahar en la cena de algunos miembros del Gobierno. Raziq acusó a la Inteligencia de Pakistán y a una milicia vinculada con los talibán de estar detrás de la explosión, con la que murieron 13 personas.

Un informe de la ONU publicado en abril exponía que la tortura y el maltrato de los detenidos por las fuerzas de seguridad afganas estaba extendido, a pesar de las promesas del presidente afgano, Ashraf Ghani, y las leyes promulgadas por el Gobierno. El Tribunal Penal Internacional en la Haya (TPI) ha anunciado que está llevando a cabo una investigación independiente sobre la tortura en Afganistán.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies