La comunidad musulmana de Saint-Etienne-du-Rouvray se niega a enterrar a Adel Kermiche

Los terroristas de Normandía
AMAQ
Actualizado 30/07/2016 4:52:56 CET

PARÍS, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

La comunidad musulmana de Saint-Etienne-du-Rouvray, donde esta semana dos hombres armados con cuchillos irrumpieron en una iglesia y asesinaron a un cura, se han expresado rotundamente contrarios a permitir que uno de los terroristas del ataque, Adel Kermiche, sea enterrado junto a la mezquita de la localidad, ubicada en la región de Normandía.

El presidente de la asociación cultural musulmana de Saint-Etienne-du-Rouvray y responsable de la mezquita, Mohamed Karabila, ha asegurado que su comunidad no participará "ni en los servicios funerarios, ni en el entierro", ante la posibilidad de que su familia reclame la inhumación en sus terrenos, según ha indicado el diario francés 'Le Figaro'.

"No vamos a ensuciar el Islam con esta persona", ha añadido. Por su parte, uno de los presentes durante el rezo del viernes, el joven Jalid el Amrani, de 25 años, ha asegurado que "lo que hizo ese joven es inmundo". "Ya no forma de nuestra comunidad", ha añadido.

El Amrani ve, tal y como explica el diario galo, "normal" que la mezquita no quiera ocuparse del entierro de Kermiche.

Kermiche, junto a otro joven, identificado como Abdelmalik P., natural de Saboya y de 19 años, irrumpieron en la iglesia de Saint-Étienne-du-Rouvray, tomando como rehenes a cinco personas, entre ellas el cura de la parroquia, al que degollaron. A continuación, fueron abatidos por la Policía en el patio de la iglesia. Est portaba una pulsera electrónica y solo podía salir de casa cuatro horas al día.