Lula niega que quisiera adquirir el tríplex y que ordenara destruir pruebas de sobornos

 

Lula niega que quisiera adquirir el tríplex y que ordenara destruir pruebas de sobornos

 Luiz Inacio Lula Da Silva Habla Después De Prestar Declaración
NACHO DOCE/REUTERS
Actualizado 11/05/2017 8:18:12 CET

Lula asegura que "nunca" hubo ninguna intención de adquirir un tríplex, en referencia a la vivienda de lujo con la que OAS presuntamente sobornó al expresidente

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

La audiencia en la que el expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva ha respondido ante el juez federal Sérgio Moro por su presunta implicación en el escándalo de corrupción de Petrobras ha concluido tras cerca de cinco horas de declaración a puerta cerrada.

En el marco del interrogatorio, Lula ha asegurado que "nunca" hubo ninguna intención de adquirir un tríplex, en referencia a la vivienda de lujo que la compañía brasileña OAS --investigada en la trama corrupta de Petrobras-- habría entregado al exmandatario como soborno.

Moro sospecha que Lula recibió un soborno de 3,7 millones de reales (más de un millón de euros) como pago por sus favores políticos a la empresa constructora a cambio de la adjudicación de contratos públicos, cantidad que habría recibido, no en dinero, sino a través de la reforma de un dúplex, convertido en tríplex de lujo, ubicado en el Edificio Solaris de la localidad de Guarujá, en Sao Paulo.

"No había (intención) ni al principio ni tampoco al final. Nunca hubo intención de adquirir un tríplex", ha respondido al magistrado federal.

El expresidente ha reconocido que visitó el inmueble que, según su testimonio, OAS pretendía vender a su familia, pero ha asegurado que nunca pidió que e reformara. "Yo no ordené... Lo que sé, del día que fui, es que había muchos defectos en el edificio, en la escalera, en la cocina...", ha explicado.

En el marco de su interrogatorio, ha cuestionado las pesquisas y ha señalado que la Fiscalía debe de tener "al menos" un documento que demuestre quién es el propietario del tríplex "para poder decir" que es suyo.

Ante estas declaraciones, el magistrado ha asegurado que se encontró un documento sobre la adhesión de otra unidad al dúplex en la vivienda del exmandatario, si bien éste no tiene ninguna firma. "Entonces... no está firmado... Tal vez quien acusa sepa cómo fue a parar allí", ha indicado.

"Lo que quiero es que se pare con las ilusiones y que se me diga cuál es el crimen que cometí. El delito no es conversar con alquien, no es ir a ver un tríplex. El delito lo habría cometido si hubiera comprado el apartamento, si tuviera un documento que demuestra que lo compré, si me hubieran dado una llave, si hubiera dormido allí alguna vez, si mi familia hubiera dormido allí y si hubiera una escritura pública", ha defendido.

Lula ha negado en todo momento haber ordenado al expresidente de OAS, Léo Pinheiro, a destruir toda prueba que demostrara los sobornos a su partido, tal y como el propio Pinheiro aseguró recientemente. "Eso nunca pasó y nunca va a pasar", ha señalado el exmandatario.

Pinheiro aseguró a finales de abril, en declaraciones al propio Moro, que en una ocasión se encontró con Lula, cuando le "hizo, textualmente, la siguiente pregunta: '¿Léo, le has hecho algún pago a João Vaccari en el exterior?", en referencia al extesorero del partido.

"Yo le dije: 'No, presidente, nunca he hecho ningún pago a esas cuentas que tenemos con Vaccari en el exterior'", continuó.

"'¿Cómo estás procediendo con los pagos al PT a través de João Vaccari? ¿Tienes algún registro de algún encuentro de cuentas con alguna cosa que hayas hecho con él? Si la tienes, destrúyela'", explicó Pinheiro, recordando las palabras que presuntamente Lula le dijo en tal encuentro.

SIN DESAVENENCIAS PERSONALES

Al inicio de la declaración, Moro se ha dirigido al expresidente para garantizarle que sería tratado con respeto. "Quiero dejar claro que a pesar de algunas acusaciones en este sentido, por mi parte no tengo ninguna desavenencia personal con el señor expresidente", ha afirmado. "Lo que determinará el resultado de este proceso al final son las pruebas que van a ser recopiladas y la Ley", ha agregado.

"Y vamos a dejar claro que quien presenta la acusación en este proceso es el Ministerio Público y no el juez", ha explicado, antes de aclarar que su presencia es necesaria para "escuchar su testimonio y emitir un fallo".

Moro también ha hecho referencia a una serie de rumores sobre una posible orden de prisión contra Lula durante la declaración. "Son rumores que no tienen ningún fundamento", ha señalado. "Imagino que ya le han avisado sus abogados de que no existe esa posibilidad", ha agregado.

"Y para dejarlo tranquilo, le aseguro que por el momento eso no va a ocurrir", ha añadido, a lo que Lula ha respondido afirmando que ya era consciente de eso.

HÁBEAS CORPUS

La declaración comenzó sobre las 14.15 horas, media hora después de que Lula, con una corbata con los colores nacionales, llegara a la sede de la Justicia Federal, donde numerosos simpatizantes que expresaron su apoyo con pancartas y consignas.

Lula intentó evitar hasta el último momento esta comparecencia con tres recursos de hábeas corpus ante el Tribunal Superior de Justicia, que los ha rechazado todos y ha mantenido en pie la citación cursada por el juez federal que instruye 'Lava Jato'.

El líder izquierdista tiene abiertas hasta cinco causas penales por corrupción, a pesar de lo cual se mantiene a la cabeza de los 'presidenciables' para 2018, por delante de la líder ecologista Marina Silva, el conservador Aécio Neves e incluso el presidente, Michel Temer, al que ganaría con el mayor margen, según los últimos sondeos.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies