Condenado a cadena perpetua el joven iraquí acusado del ataque en una estación de Londres en septiembre

Ambulancias cerca de la estación de metro de de Parsons Green en Londres
REUTERS - Archivo
Publicado 23/03/2018 17:43:11CET

LONDRES, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

El único detenido por el ataque perpetrado en septiembre de 2017 en la estación del Metro de Londres de Parsons Green, Ahmed Hassan, de origen iraquí, ha sido condenado este viernes a cadena perpetua, lo que implicará que al menos pase 34 años entre rejas.

El jurado había considerado a Hassan, de 18 años y residente en Surrey, culpable de la explosión de un artefacto de fabricación casera que causó heridas a una treintena de personas. Entre los delitos que se le imputaban figura intento de asesinato.

El juez ha emitido este viernes la sentencia refiriéndose al acusado como "un individuo muy peligroso y retorcido". "Planeaste y ejecutaste este ataque terrorista con implacable determinación y una eficacia casi militar, mientras hacías ver que eras un solicitante de asilo modelo", ha esgrimido, según la BBC.

Los investigadores han constatado que Hassan dejó la bomba a bordo del tren en la estación de Wimbledon a primera hora de la mañana del 15 de septiembre de 2017. El artefacto, elaborado con 400 gramos de Peróxido de acetona (TATP) y dos kilos de material de ferretería, estalló cuando el convoy entraba a la estación de Parsons Green.