Condenado a dos años de cárcel un exparlamentario árabe-israelí por entregar teléfonos a presos palestinos

 

Condenado a dos años de cárcel un exparlamentario árabe-israelí por entregar teléfonos a presos palestinos

Publicado 10/04/2017 2:01:05CET

MADRID, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un tribunal de Israel ha condenado este domingo a dos años de cárcel al exparlamentario árabe-israelí Basel Ghattas, quien alcanzó un acuerdo con las autoridades para declararse culpable de entregar de contrabando teléfonos móviles a palestinos encarcelados por terrorismo.

Ghattas, quien renunció recientemente a su escaño en el marco del citado acuerdo, empezará a cumplir su sentencia el 2 de julio y tendrá que pagar además una multa de 120.000 shekels (cerca de 31.000 euros).

La vista ha transcurrido sin incidentes, si bien en varias ocasiones el tribunal sopesó rechazar el acuerdo entre Ghattas y la Fiscalía al considerar que era demasiado indulgente, según ha informado el diario local 'The Jerusalem Post'.

La Fiscalía defendió en marzo que el acuerdo es "correcto, apropiado y razonable", si bien el tribunal ha pedido que explique nuevamente por qué se retiraron algunos de los cargos más graves que pesaban contra Ghattas.

Ghattas hacía frente a cargos por entregar documentos al margen de la administración de prisiones, uso de propiedades con propósitos terroristas, y fraude y violación de la confianza en un trabajador público, entre otros.

En una vista celebrada en marzo en la que fue sentenciado, Ghattas indicó que "desde el principio dijo que no actuó con la intención de hacer daño a otra persona o de ayudar a una organización terrorista".

"Mi sensación desde el principio es que no me he enfrentado a un sistema que busca justicia, sino a uno que intenta destruirme", remachó.

El pliego indica que el parlamentario conspiró con varias personas para introducir teléfonos móviles para que fueran entregados a varios presos.

En enero, la comisión de ética de la Knesset aprobó suspender a Ghattas, quien tiene prohibida la actividad parlamentaria durante un período de seis meses, el castigo más severo que ha autorizado el comité.

Ghattas consideró la decisión de la Knesset como una "venganza", asegurando que no se ha tomado ninguna decisión similar contra ningún otro parlamentario que esté siendo investigado antes de que se emita una sentencia.

El parlamentario reconoció haber entregado los sobres tras ver las imágenes de las cámaras de seguridad, si bien dijo que no sabía lo que había en su interior.

Tras su detención, Ghattas manifestó que "no lamenta" haber entregado los sobres a los presos. "Me reúno con ellos desde hace años e intento ayudarles sin violar la ley. Es mi deber ayudar a mi gente", apostilló.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies