Condenado a muerte el portavoz del líder rebelde sursudanés Riek Machar

El líder rebelde de Sudán del Sur, Riek Machar
THOMAS MUKOYA/REUTERS
Publicado 12/02/2018 16:18:51CET

YUBA, 12 Feb. (Reuters/EP) -

Un portavoz del líder rebelde sursudanés, Riek Machar, ha sido condenado este lunes a muerte por cargos de traición e incitación contra el Gobierno por un tribunal de Yuba.

James Gatdet Dak fue deportado a Sudán del Sur por Kenia en noviembre de 2016, un gesto que los grupos de defensa de los Derechos Humanos y la ONU consideraron una violación del Derecho Internacional.

Un tribunal superior de Yuba ha condenado a muerte a Gatdet este lunes, así como a 21 años por incitación y conspiración contra el Gobierno del presidente, Salva Kiir.

Monyluak Alor Kuol, antiguo abogado de Gatdet que renunció el mes pasado en protesta contra la gestión del caso, ha dicho que la condena viola el alto el fuego firmado en diciembre, que pidió la liberación de todos los prisioneros y detenidos. "Estoy decepcionado. Tales juicios se supone que no tenían que celebrarse en estos momentos", ha declarado Kuol a Reuters.

Gatdet fue imputado junto a William John Endley, un sudafricano que fue uno de los asesores de Machar. El juicio contra Endley por cargos de conspiración está previsto que se reanude este martes y el veredicto se espera que se conozca para finales de mes.

Sudán del Sur, que se independizó de Sudán en julio de 2011, está sumido en una guerra civil desde diciembre de 2013 que enfrenta a las fuerzas leales al presidente Kiir con los leales a Machar, a quien había cesado como vicepresidente.

Machar, que huyó a República Democrática del Congo en 2016 tras el estallido de fuertes combates en Yuba, se encuentra bajo arresto domiciliario en Sudáfrica con el fin de evitar que genere problemas, según fuentes diplomáticas y políticas.

El alto el fuego firmado en diciembre busca revivir el acuerdo de paz de 2015 que fracasó en 2016 tras estallar los combates en Yuba. Sin embargo, se han seguido produciendo enfrentamientos y Estados Unidos ha impuesto sanciones. Precisamente, este lunes el Gobierno ha acusado a los rebeldes de llevar a cabo ataques en la localidad de Nassir, en el noreste.