Condenados los acusados de secuestrar y obligar a prostituirse a Marita Verón

Trimarco
TWITTER
Publicado 09/04/2014 12:02:07CET

La joven fue secuestrada hace 12 años y su cuerpo aún no ha sido localizado

BUENOS AIRES, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal de la Cámara Penal de Tucumán, en el noroeste de Argentina, ha condenado este martes a penas de entre 10 y 22 años de cárcel a los diez condenados por el secuestro y promoción de la prostitución de Marita Verón, una joven desaparecida hace 22 años y cuyo caso ha conmocionado a Argentina.

Los hermanos José "Chenga" Gómez y Gonzalo Gómez han sido condenados a 22 años de cárcel por el secuestro de la joven y obligarla a ejercer la prostitución, mientras que Daniela Milhein, acusada de mantenerla cautiva para su explotación sexual, ha sido condenada a 18 años, al igual que otro de los acusados.

Además, otros dos han recibido penas de 17 años, otra de 15, otro de 12 y otra de 10. Contra todos ellos el tribunal ha dictado prisión preventiva, ya que la sentencia no es firme, informa 'Clarín', mientras que en el caso de la condenada a diez años le han concedido quince días de arresto domiciliario.

Tanto la Fiscalía como los abogados de la madre de la joven, Susana Trimarco, habían solicitado 25 años de cárcel para los dos principales acusados.

En diciembre de 2012, un tribunal había absuelto a los trece imputados originalmente en el caso, pero al año siguiente la Corte Suprema de Tucumán anuló la absolución y condenó a diez de los imputados, tras considerar probado que Marita fue secuestrada el 3 de abril de 2002, retenida primero en una casa de la capital tucumana y luego trasladada a La Rioja, donde fue obligada a prostituirse.

SE HA HECHO "JUSTICIA"

Tras conocerse la sentencia, Susana Trimarco, que durante la búsqueda de su hija ha ayudado a rescatar a muchas jóvenes obligadas a prostituirse, ha celebrado que se haya hecho "justicia" aunque ha reconocido que "esperaba mucho más, pero estoy conforme". "Esto no quiere decir que voy a dejar de seguir luchando", ha asegurado, según publica el diario 'Perfil'.

Trimarco ha afirmado que, junto con la fundación que creó con el nombre de su hija para combatir la trata de personas, van a seguir luchando hasta el día que averigüen qué pasó con Marita. "Desde la Policía federal y la Gendarmería, hasta el FBI están buscando a mi hija", ha subrayado.

Asimismo, Trimarco ha confiado en que los condenados "ablanden su corazón y digan dónde está, qué hicieron con ella". La madre de la víctima ha reconocido que durante el juicio esperaba que se hubiera conocido el paradero de su hija. "A Marita no la encontré pero acá se hizo justicia por Fátima, Andrea, Lorena y tantas chicas a las que esta gente les hizo muchísimo daño que hasta hoy tienen que andar con terapia, con pánico y miedo", ha resaltado.

Por último, Trimarco ha comentado que, después del juicio en el que todos los imputados fueron absueltos, habló por teléfono con la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, quien le dijo: "Susana no nos tenemos que quedar quietas, tenemos que seguir luchando".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies