Condenados a diez años de cárcel siete soldados de Birmania por la matanza de diez rohingya en Rajine

Soldados en Rajine, Birmania
REUTERS / REUTERS STAFF - Archivo
Publicado 10/04/2018 22:16:47CET

RANGÚN, 10 Abr. (Reuters/EP) -

El Ejército de Birmania ha anunciado este martes que siete soldados han sido condenados a diez años de cárcel con trabajos forzosos "en una zona remota" por participar en una matanza de diez rohingya en el estado de Rajine (oeste) en septiembre de 2017.

En su comunicado, el Ejército ha detallado que "se han tomado medidas" contra los soldados por "contribuir y participar en asesinatos". Las Fuerzas Armadas abrieron una investigación interna en febrero para esclarecer lo sucedido.

"Cuatro oficiales fueron denunciados y cesados de forma permanente del Ejército y han sido condenados a diez años de cárcel con trabajos forzosos en una prisión en una zona remota", ha señalado.

"Tres soldados de otros rangos han sido degradados al rango de soldado raso, cesados de forma permanente del Ejército y sentenciados a diez años de cárcel con trabajos forzosos en una prisión en una zona remota", ha agregado.

Las ejecuciones de los diez rohingya fueron llevados a cabo por militares y policías birmanos, con el apoyo de varios residentes budistas, tras haber incendiado y saqueado varias viviendas que pertenecían a miembros de esta comunidad musulmana, según informó en enero la agencia británica de noticias Reuters.

La investigación periodística fue realizada por los reporteros de Reuters Wa Lone y Kywaw Soe Oo, detenidos desde diciembre de 2017 bajo la acusación de haber obtenido documentos confidenciales relacionados con el estado de Rajine, donde vive la minoría rohingya que desde agosto lleva huyendo de la última ola de violencia.

Los hechos investigados sucedieron en la aldea de Indd Din, en Rajine, entre finales de agosto y principios de septiembre. En esas fechas, las fuerzas de seguridad birmanas se desplegaron en la localidad y, tras la desaparición de un agricultor budista, emprendieron una operación contra los rohingyas.

Los testimonios de personal de seguridad consultado por la agencia ponen de manifiesto por primera vez la implicación de militares y policías birmanos en la masacre cometida en esa aldea de Rajine.

Tres fotografías facilitadas por un anciano budista de la localidad muestran momentos clave de esa operación de represión, desde la detención de los diez rohingyas por parte de militares hasta su ejecución en la mañana del 2 de septiembre.

El Ejército de Birmania ha sido acusado en varias ocasiones de cometer atrocidades en el marco de su campaña militar en Rajine, y Naciones Unidas ha llegado a hablar de limpieza étnica contra los rohingya en el estado.