Condenan a cadena perpetua a un imputado en un caso de corrupción en China

Actualizado 18/05/2012 10:29:36 CET

PEKÍN, 18 May. (Reuters/EP) -

Un tribunal chino ha condenado a cadena perpetua a Lai Changxing, extraditado desde Canadá, por delitos de tráfico ilegal y soborno, según informa la agencia de noticias de Xinhua, en un caso de corrupción que ha salpicado al Partido Comunista.

Changxing está acusado de dirigir una organización de tráfico ilegal de ropa, tabaco, coches, productos petroleros y material industrial que operó durante la década de 1990 en las ciudades de Xiamen y Hong Kong por 27.400 millones de yuanes (3.419 millones de euros).

La red de traficantes actuó con la connivencia de 64 funcionarios locales que recibieron sobornos --en dinero, inmuebles y coches-- por valor de 39.100 millones de yuanes (4.879 millones de euros).

Los delitos se cometieron en la zona económica especial de Xiamen, ubicada en la provincia de Fujian, en el este de China, a mediados de la década, cuando Jia Qinglin, el actual 'número cuatro" del Partido Comunista, era el líder provincial de la formación.

El caso ha suscitado sospechas sobre la anuencia de Jia, desatando los rumores sobre su posible imputación por malversación de fondos, colusión y negligencia en el cumplimiento de sus obligaciones.

Xinhua ha destacado "la determinación del Gobierno chino a combatir la delincuencia y erradicar la corrupción", poniendo este caso como ejemplo.

Lai y su familia huyeron a Canadá en 1999, donde solicitaron asilo político argumentando que las acusaciones presentadas en su contra estaban motivadas políticamente. Tras meses de tensión entre Pekín y Ottawa, Lai fue extraditado en julio de 2011.

Canadá ha insistido en que sus diplomáticos han estado en contacto con Lai desde que fue extraditado a China. Un portavoz de la Embajada en Pekín ha rehusado realizar comentarios sobre la sentencia condenatoria.